La vida sexual va cambiando con los años, en todas las etapas de nuestras vidas no sentimos lo ...

Wednesday, September 07, 2016 by Anabelly Hernandez

La vida sexual va cambiando con los años, en todas las etapas de nuestras vidas no sentimos lo mismo. Las relaciones sexuales pueden ser más o menos novedosas o interesantes, independiente si estás con la misma pareja o no, eso sufre constantemente algunas variaciones.

Se dice que después de los 40 años la manera de mirar el sexo cambia y que a los 30 se disfruta más porque no temen experimentar. Para nadie es sorpresa que en todo ser humano existe una etapa de descubrimiento, otra de experimentación y otra de estabilidad. Te decimos cómo te comportas en la cama, según tu edad:

1. A los 20: las veinteañeras de hoy en día tienen la mentalidad más abierta y están más dispuestas a la vida sexual. Sin embargo, esta es la etapa donde creamos nuestra propia identidad, con tanta inestabilidad en nuestras vidas en cuanto al trabajo, los estudios, el enamoramiento y nuestro futuro. Por eso, la mayoría busca seguridad, amor y autoconfianza con la sexualidad. Pero hay que tener en claro que el comportamiento en la cama en esta edad es exploratorio sin  mucho temor.

2. A los 30: En esta edad, las mujeres solemos estar más centradas en la crianza de nuestros hijos (en caso los tengamos), pensamos en nuestro desarrollo personal y profesional y dejamos poco espacio para el sexo. Nuestro comportamiento en la cama es nulo. Por todas las cosas mencionadas, el deseo disminuye y pensamos en darle mayor espacio y tiempo a esas cosas importantes de nuestras vidas.

3. A los 40: A los cuarenta y tantos, empezamos a buscar lo que queremos. Nuestro comportamiento en la cama es que generalmente vivimos la sexualidad a mayor plenitud por los años de experiencia. Ya conocemos nuestro cuerpo casi a la perfección, nos sentimos más seguras y buscamos nuestro propio placer.  En cuanto a nuestro comportamiento en la cama, transmitimos seguridad.

4. A los 50 y tantos: En esta etapa, generalmente, se atraviesa por la crisis de la menopausia pero gracias a los cambios socioculturales, son libres de seguir gozando y viviendo la sexualidad a plenitud. Nuestros hijos ya están grandes y estamos completamente consolidadas en lo laboral. ¡No te limites!

5. A los 60: A esta edad nos centramos más en lo amoroso y lo sexual, pero no por ello menos ardiente. Necesitamos un compañero, un amigo que también sea nuestro amante y nos haga sentir queridas y seguras.




Fuente: whatthegirl