¿Acabas de empezar una dieta y sientes que tienes más hambre que nunca, o peor todavía, que est...

Tuesday, January 31, 2017 by Lourdes López

¿Acabas de empezar una dieta y sientes que tienes más hambre que nunca, o peor todavía, que estás ganando peso? Puede que la alimentación esté jugando en tu contra y no lo sepas. A continuación te presentamos ocho alimentos que, sorpresivamente, te están haciendo comer de más:

1. Pan de granos enteros. Aunque es alto en fibra, este alimento no tiene grasas ni proteínas, y si no lo acompañas con grasas sanas como aguacate o huevos, no te saciará y te encontrarás con antojos al poco tiempo. 

2. Jugo de fruta. Las frutas están llenas de vitaminas, minerales y fibra, pero carecen de proteína o grasa. Aunque un jugo tiene hasta cuatro porciones de frutas o verduras, al ser un alimento que se bebe rápidamente y no se mastica, no satisface al cuerpo de la misma manera. Además, si haces jugo y le quitas la pulpa, todavía te sabrá a menos.

3. Smoothies verdes. Pueden ser bajos en calorías, altos en azúcares y carecer de proteína y grasa. Básicamente, la sensación en tu cuerpo será como si no hubieras comido nada.

4. Claras de huevos. Cuando estás a dieta, una de las primeras recomendaciones que te hacen es comerte sólo la clara para evitar calorías 'extra'. ¡Error! La yema de huevo contiene nutrientes saludables (como luteína) y proteínas y grasas saludables. Es mucho mejor comerse el huevo entero y quedar satisfecho y nutrido de manera natural, que comer sólo la clara y sentirse hambriento a la media hora y satisfacerla con cualquier otra cosa.  

5. Snacks salados. Este tipo de aperitivos se digieren con gran rapidez por lo que primero elevan los niveles de insulina y posteriormente los bajan.Verás que rápidamente te entra el antojo de algo dulce y vuelves a comer.

6. Pepinillos. Aunque parecen inofensivos y sirvan principalmente de acompañamiento, son altos en sodio. El sodio hace que te sientas sedienta, algo que muchas veces se confunde con hambre y nos hace comer de más.

7. Lácteos light. Pasa lo mismo que con el huevo. Si bien tiene menos calorías, es un alimento que no produce la misma sensación de saciedad que lo haría la leche entera. Mejor consume lácteos reducidos en grasa.

8. Galletas integrales. Al igual que con el pan de granos enteros, al consumidas, obtendrás en su mayoría carbohidratos sin mucha proteína o grasa, por lo que comerlas no calmará el hambre


Con información de: Marie Claire 

Loading...