Más de una vez hemos escuchado decir que las mujeres no deben decir groserías, pero ¿por qué sol...

Monday, December 12, 2016 by Anabelly Hernandez

Más de una vez hemos escuchado decir que las mujeres no deben decir groserías, pero ¿por qué solo las mujeres deben limitarse a usar esas palabras? A veces, las groserías nos ayudan a botar esa angustia, molestia o incomodidad que sentimos, y no por eso dejamos de ser “señoritas“, ¿no crees?

La sociedad se ha encargado de nombrar a las mujeres que dicen groserías como malcriadas, agresivas, poco señoritas y demás. Ser Mejor publicó un artículo que te hará reflexionar sobre esta indignante situación. Aquí lo compartimos contigo:

“Decir groserías no me hace menos señorita”

“Estoy segura que muchas veces habrás escuchado la siguiente frase: ‘no digas eso, porque no es de señoritas’ y usualmente te la dijo tu madre o alguna figura femenina mayor que tú que buscaba preservar tus buenos modales y tu comportamiento. Esta idea nos ha acompañado por años y aunque no estoy diciendo que hablar utilizando sólo groserías sea algo bueno, lo que sí creo es que no debiese ser un comentario que se limitara sólo a las chicas. No sé ustedes, pero al menos yo nunca he escuchado a nadie decirle a un niño: ‘no digas eso porque no es de caballeros’, pero bueno, quizás me equivoco y la verdad es que espero que así sea.

Sin embargo, volvamos a nuestro tema y nuestro tema es que no importa cómo hablemos ni las palabras que utilicemos: decir o no decir las llamadas ‘groserías’ nos nos hace peores personas. ¿Cuántos de nosotros no utilizamos alguna de estas palabras cuando sentimos alguna emoción fuerte como frustración, rabia o sorpresa? Bueno, y si no las dices, lo más probable es que las hayas pensado. Una vez más quiero afirmar que no estoy promoviendo que todos utilicemos un lenguaje que sea más bien vulgar, sino que dejemos de ver las groserías ocasionales como algo que nos hace peores personas y en particular, algo que las mujeres definitivamente no pueden usar sólo por el hecho de ser mujeres.

¿Tenemos razones para usar groserías? pues claro, y son tan variadas como las personas que las usan: a veces esa palabra es justamente lo que logra expresar eso que sientes, a veces simplemente se siente bien, a veces te hace sentir más calmada, a veces es la única forma que tienes de expresar esa ira que sientes.

Es hora de dejar de pensar que porque somos mujeres y porque usamos estas palabras somos menos ‘señoritas’ un término que es bastante ambiguo y que significa diferentes cosas para diferentes personas. No eres peor persona, no eres una mala mujer, no eres una chica ignorante, no te hace una mujer sin conocimiento: simplemente te hace una persona común y corriente que de vez en cuando decide expresarse con estas palabras y que sabe muy bien en qué contextos puede usarlo y en cuáles no.

La verdad es que puedes ser una dama y usar estas palabras. La verdad es que puedes demostrar que te respetas como mujer y como ser humano y seguir usando groserías para describir esa fuerte emoción que sentiste. Después de todo, una mujer y una dama no es definida por sus palabras sino por sus acciones y sus acciones son más que impecables, muchas gracias. Por ejemplo, sabes que nunca te mentiremos porque te diremos exactamente lo que pensamos, incluyendo las palabras con las que lo pensamos, a la cara y sin ningún problema.

Lo más importante de todo es que una señorita, una dama y una mujer vive bajo su propia definición de lo que significa serlo. Somos mujeres decididas y con grandes personalidades y si nos dices una vez más que debemos ser ‘más señoritas’ te diremos que ya lo somos, bajo nuestros propios estándares. Al final del día lo único que importa es que es que tú misma te sientas cómoda con quien eres y con tu identidad. En el fondo, sigues siendo una señorita, da igual lo que digas o dejes de decir. La libertad es tuya y tus palabras y acciones también.

De hecho, puedo hablar como quiera y seguir siendo una dama.”




Con información de: whatthegirl