D. H. Lawrence fue un escritor polémico durante su época debido a sus novelas y ensayos erótico...

Saturday, December 10, 2016 by Lourdes López

D. H. Lawrence fue un escritor polémico durante su época debido a sus novelas y ensayos eróticos sobre la mujer. Su obra más importante es quizá “El amante de Lady Chatterley”, que cuando fue publicada, se consideró una novela pornográfica que no debía ser leída. En su antología de ensayos. “Haciendo el amor con música”, obra a la que pertenece el párrafo citado, el escritor realiza una serie de críticas sobre las formas de cortejo que tienen los seres humanos y aborda el tema de la dependencia. 

Nada es más molesto y difícil para un hombre o una mujer que aceptar que se encuentra ligado a alguna persona. Pero siempre sucede y esto atrae inseguridades a nuestra vida. Desarrolla la idea de la capacidad de las mujeres de elegir e incluso cortejar. 

Las mujeres descritas por el escritor son dueñas de sí, que se conocen y son capaces de disfrutar los deleites del sexo y las relaciones con sus semejantes. 



La autoestima es un elemento importante que puede ayudarnos a mejorar nuestra experiencia sexual en todos los sentidos. No es que se accione como un purificador de defectos; los que consideramos nuestros puntos débiles siguen ahí, pero la autoestima nos hace aceptarlos sin que representen una barrera de comportamiento y en este caso, de entrega.

Cuando una mujer tiene una autoestima sana tiene el valor de tener experiencias de las que muchas mujeres se están perdiendo por temor. Se enfocan en disfrutar y convierten el sexo en una actividad totalmente placentera y no como algo que deba preocuparles o les haga sentir presión.

Las mujeres con autoestima no se quedan sentadas esperando que las cosas sucedan, son ellas las que generan situaciones. No tienen miedo de mostrar su deseo ni de querer satisfacerlo y así, esta seguridad es algo que a muchos hombres les atrae.


No hay posiciones sexuales que las intimiden

No tienen prejuicios que les impidan experimentar nuevas formas de tener sexo. Por el contrario, están abiertas a todo aquello que pudiera mejorar sus relaciones.

Conocen su cuerpo y saben qué y cómo les gusta que sucedan las cosas

mujer con autoestima cama 
La autoexploración forma parte de su vida. Es natural porque al conocerte sabrás qué debes hacer para sentirte bien. Los chicos son y sienten de forma distinta a la nuestra, no esperes que un hombre descubra lo que te excita, sobre todo si es su primera experiencia juntos. Muéstrale qué hacer y cómo debe hacerlo.

Saben decir que no

No todo lo que los hombres piensan que deben hacer, de verdad nos gusta a todas. Las mujeres con autoestima no se quedan calladas si están en desacuerdo con algo. El sexo no se da para satisfacer sólo a los chicos, y su placer no es lo primordial durante la relación. La intimidad involucra a dos personas y ambas deben sentirse a gusto con lo que sucede.

Se preocupan por su placer y no dejan todo en manos de su pareja

Se enfocan en lo que sienten, en la forma en que pueden llegar al orgasmo y van por él. No esperan que su pareja lo haga todo por ellas. Los chicos no saben lo que sus parejas sienten y puede resultar molesto para ellos estar recibiendo instrucciones todo el tiempo. Una mujer con autoestima persigue su placer porque él hará lo mismo. No lo hacen de forma egoísta, sino conformando un todo en el que ambos quedarán satisfechos.

Disfrutan con la luz encendida

Las mujeres con autoestima no tienen complejos físicos, saben que si alguien está con ellas es porque les atrae por completo y sacan provecho con eso, así que una luz encendida no representa ninguna angustia para ellas.

Cuidan su cuerpo 

Cuando tienen encuentros casuales, cuidarse es lo más importante para ellas. No importa qué tan insistente sea el chico, ellas no tienen relaciones si protegerse porque su cuerpo es lo más importante en ese momento. 

No se preocupan por obtener una calificación 

Saben lo que tienen y lo que dan. No les interesa preguntar qué calificación obtuvieron, ni ser comparadas con nadie porque están seguras de sí mismas y de lo que ofrecen. 

Se atreven a tomar el mando 

Puede ser sumisas, sólo si quieren y disfrutan serlo, pero también pueden convertirse en quien ejerce la fuerza en la relación. Esto estimula su excitación y muchos hombres también lo agradecen. 

mujer con autoestima beso

La autoestima es el factor más importante para que mejores tu desempeño y tus experiencias sexuales. Sentir seguridad en tu persona hará que te sueltes y te entregues sin presiones a todas las posibilidades que el sexo te ofrece. Confía en ti y también hazlo en tu pareja.

La seguridad no sólo debe ser física, en realidad el cuerpo que tengas no tiene nada que ver con cuánto placer puedes sentir. Recuerda que el sexo no te hace plena, llegar al sexo sintiéndote plena, es lo que te hará disfrutar realmente. Una mujer con autoestima es dueña de sí misma y de su sexo.

Con información de Cultura Colectiva 

Loading...