Diversos especialistas de la Universidad de Oxford y el Instituto de Educación de Londres  real...

Wednesday, November 02, 2016 by Anabelly Hernandez

Diversos especialistas de la Universidad de Oxford y el Instituto de Educación de Londres  realizaron un estudio con más de 1600 niños entre 11 y 16 años, así se logró medir la felicidad de los pequeños  y sobre todo si vivían cerca a los abuelos.

Los abuelos siempre serán los segundos padres , ya que ellos también se encargarán de cuidar, mimar y enseñarles  a sus nietos los mismos valores que sus padres han tenido y esto haría que los pequeños vivan más felices y seguros de sí mismos.

El autor de la investigación señala que “los niños que interactúan con sus abuelos a diario, son más felices”. Y añade: “Hemos encontrado que las relaciones cercanas entre los abuelos y los nietos sirven de amortiguación a los efectos de los eventos adversos en la vida, como la separación de los padres, porque estas relaciones calman a los niños y les dan seguridad”.

Otra de las conclusiones que tuvieron los especialistas es que el papel que juegan los abuelos en el crecimiento de su nieto es que les pueden ayudar a generar una estabilidad emocional, además el estudio encontró que los veteranos juegan un papel decisivo en los momentos de adversidad familiar y son los que aparecen a la hora de ayudar a toda la familia a sobrevivir una crisis.

Por esta razón es recomendable que desde que nacen los niños puedan ir  formando una relación con los abuelos y que pasen el mayor tiempo posible, ya que este tipo de relaciones los ayuda a desarrollarse de una manera más segura y satisfactoria que los ayudará a ser mejores personas. 




Con información de: wapa