¿Conoces a alguien que se la pasa quejándose todo el tiempo y de todo? Es bien sabido que si...

Wednesday, November 23, 2016 by Anabelly Hernandez

¿Conoces a alguien que se la pasa quejándose todo el tiempo y de todo?

Es bien sabido que si estas en contacto con personas negativas, estas pueden llegar a afectar las funciones de tu cerebro, esto lo sabemos por el estudio que ha realizado Trevor Blake, en donde algunos neurocientificos aprendieron a medir la función cerebral, cuando son sometidos a algunos estímulos de distintas emociones, pero sobre todo a las quejas.

Al igual que nuestro cuerpo, nuestro cerebro se compone de músculos, los cuales deben de ser ejercitados, y al momento de estar escuchando por bastante tiempo a alguien que se está quejando por todo siendo totalmente negativo, probablemente empieces a comportarte del mismo modo que esta persona, y es por eso que debemos ser asertivos ante estas situaciones.

El análisis que se ha realizado ha demostrado que el prestarle atención más de 25 minutos a las personas negativas llega a aturdirte y hacerte caer en un estado de cansancio mental, de modo que llegas a sentirte muy fatigado o incluso hasta mareado, esto incluye ver material de este tipo en televisión. Dentro del cerebro encontramos un hipocampo cerebral que se encarga de analizar situaciones problemáticas y al bombardearla de tantos conflictos llega a destrozar esta parte del cerebro causando los mareos o cansancio cerebral.

De acuerdo a lo que dice Blake en su teoría, las personas hablan de sus quejas no tanto por buscar una solución sino porque quiere que te unas a su enojo e indignación  por todo lo que está sucediendo.

Este tipo de sucesos dañan tu cerebro, es como ser un fumador pasivo, no tienes el vicio, pero si lo hueles igual te afectará a largo tiempo.

Debemos tomar muy en cuenta alguna de estas recomendaciones que son básicas para afrontar estos estados de negatividad.

1. Toma distancia

Como decíamos de los fumadores pasivos, lo mejor es tomar distancia, lo mismo sucede con este tipo de personas, tu cuerpo y tu cerebro te agradecerán el no escuchar a los quejumbrosos, pues es mejor ser dueño de tus propias quejas que tomar las ajenas.

2. Pide a quien se queja que solucione el problema

De una manera pacífica y tranquila puedes darle el consejo al quejumbro que trate de buscar una estrategia para resolver su problema y hacerle notar que debe hacerse responsable de buscarle una buena solución. En muchas ocasiones no les parece que solo les des por el lado pues esperan que su queja también sea la tuya, sin embargo, siempre habrá alguno que decida tomar tu consejo y otros, hacerse cargo de darle solución, lo cual no corresponde.

3. ¡Escudos arriba!

¡OJO! es hora de salvar tus neuronas. Cuando no puedes alejarte del quejoso, una técnica que se vuelve una de las favoritas de Blake la cual la tomó del golfista Steve Ballesteros, es el cual imaginarse que una cúpula lo cubría y lo protegía de cualquier adversidad, en muchas ocasiones escuchamos que algunos profesionales como boxeadores o beisbolistas lanzan el grito de ¡Escudos arriba!, mientras se dirigen a sus combates, visualizando este escudo como la capa de invisibilidad que se usa en una conocida película de magos.

4. El escondite perfecto

Una técnica más podría ser imaginar que estas en un lugar maravilloso en el que nadie más está y aprovechar cualquier momento de tranquilidad, mientras el quejumbroso pasea en un árido desierto, tú sigues paseando plácidamente en tu mundo de fantasía, Blake lo logró imaginando un lugar y después lo conoció.

Así que ya lo sabes, con estas recomendaciones y tu gran habilidad de ¨oídos sordos¨ o más vale aquí corrió que aquí murió, estarás cuidando de tu cerebro y con ello, de tu salud mental. COMPARTE esta valiosa información, esperemos le llegue a todos los quejumbrosos para que los haga reflexionar.




Con información de: porquenosemeocurrio