Drew Barrymore inició su carrera a los 4 años, pero la fama manchó su niñez con drogas, alcohol ...

Monday, November 28, 2016 by Anabelly Hernandez

Drew Barrymore inició su carrera a los 4 años, pero la fama manchó su niñez con drogas, alcohol y una depresión que casi la mata. 


¿Quién no conoce a esta genial actriz? Desde su debut en la película de culto, "E.T El Extraterrestre" hasta comedias de éxito mundial como "Los Ángeles de Charlie", "Como si fuera la primera vez", "Jamás besada" y otras tantas que marcaron a una generación entera, Drew Barrymore se ha hecho de un nombre en el medio artístico que difícilmente será olvidado. 

Aunque hoy en día es considerada una de las actrices de Hollywood más exitosas, talentosas y bellas, con una aparente vida de ensueño, las cosas no fueron nada fáciles en su camino hacia la cima en una industria tan despiadada e inmoral como es la del cine. 

A pesar de que su imagen siempre ha dado la apariencia de "chica dulce" e inocente, la verdad es que su infancia estuvo manchada de perdición, cayendo en las garras del alcohol con tan solo 9 años de edad y en las drogas a partir de los 12. 

Barrymore ha declarado en el pasado que vivir su infancia como una "niña prodigio" del cine, le obligó a desenvolverse en ambientes pesados donde solo convivía con adultos. 


En una entrevista en 2014 explicó que a los 9 años comenzó a consumir alcohol en las fiestas de celebridades a las que su madre la llevaba, pues también era su representante y se movía en el medio del espectáculo.

Su padre y sus abuelos también fueron actores reconocidos y el famoso director Steven Spielberg es, de hecho, su padrino. 

En cuanto entró a la preadolescencia su vida se volvió completamente caótica. A la edad en que muchas chicas a penas y tienen cabeza para pensar en chicos, ella ya había experimentado sexo casual y drogas, además de una relación cruel y dañina con su madre. 


La fama obtenida después de su papel como la pequeña Gertie en E.T le dio acceso a una vida que terminó por arrastrarla a un Centro de Rehabilitación y posteriormente a un hospital psiquiátrico donde se le trató un caso severo de depresión. A penas tenía 13 años. 

Después de que se le diera de alta del hospital (donde se dice trató de suicidarse) su vida tomó un rumbo inesperado. Habiendo vivido lo mismo que una mujer adulta, pero siendo a penas una niña, decidió que no quería ser otra de las tantas estrellas infantiles destruidas por la fama y el dinero, y después de independizarse legalmente de su madre a los 14 años, empezó a construir una carrera que está pasando a la historia. 


Historias como la de Drew hay muchas, no es sorpresa que las estrellas infantiles raramente sigan con sus carreras en Hollywood, derrotados por la fuerza de los vicios y el desenfreno. 

Pero si tenemos que mencionar a alguien que al igual que Drew pudo "renacer de las cenizas", podemos también mencionar a Mara Wilson, la famosa actriz que dio vida a la entrañable "Matilda".

Actualmente, Drew Barrymore tiene dos hijos, una vida asegurada, una estrella en la Paseo de la Fama en Hollywood y un pasado desastroso que fue el impulso para convertirse en una mujer capaz de superar cualquier obstáculo.




Con información de: soycarmin