Hay nutrientes que favorecen el buen funcionamiento de nuestro cerebro, pues aportan compuestos...

Tuesday, October 18, 2016 by Anabelly Hernandez

Hay nutrientes que favorecen el buen funcionamiento de nuestro cerebro, pues aportan compuestos clave o son fuente de energía para las millones de células que lo conforman. Es recomendable conocerlos e incluirlos en una dieta balanceada.

Para ello, Profuturo AFP a través de su blog Piensa Pro Futuro, te aconseja cuatro nutrientes que favorecen al cerebro.

1. La glucosa. Es un azúcar simple al que muchos temen, pero es el combustible que aporta energía a nuestro cerebro. Lo importante es escoger la fuente correcta. Si se ingiere en alimentos como las golosinas, tendremos un proceso de subida y bajada rápida de glucosa en la sangre que puede provocar irritabilidad y ansiedad. En cambio, alimentos fuente de almidón como tubérculos, granos, cereales o menestras, pasan a ser glucosa en el proceso de digestión. Es recomendable consumir estos alimentos enteros y sin ser procesados para un abastecimiento gradual de energía.

Se recomienda consumir una porción en cada comida, que puede ser una taza de avena, de quinua, de arroz integral, de choclo, dos rebanadas de pan integral, etc.

2. El omega 3. Es un tipo de grasa insaturada que forma parte de las células nerviosas y que se obtiene a través de alimentos como el pescado graso, los mariscos y las algas marinas. Se recomienda consumir estos alimentos dos veces por semana.

3. La colina. Forma parte de la estructura que cubre las neuronas, está relacionada con  la memoria y puede ralentizar el desarrollo del alzhéimer o la demencia. Es un tipo de grasa que se encuentra en la yema de huevo o en el maní. El huevo cocido es muy nutritivo y puede ser consumido a diario, mientras el maní tostado puede consumirse en pequeñas porciones (un puñado) dos veces por semana.

4. El hierro. Es un nutriente que forma la mielina, una capa que nutre a los nervios y está relacionada con el intelecto. El déficit crónico de hierro puede tener un impacto irreversible en el proceso cognitivo de las personas, en especial si ocurre en los primeros cinco años de vida. Es recomendable consumir alimentos que contengan hierro una o dos veces por semana. Se encuentra en la sangrecita, el hígado, las carnes rojas, la muña, la cañihua, la kiwicha, los frijoles o la espinaca. Estos vegetales requieren combinarse con alimentos ricos en vitamina C para una absorción adecuada.




Con información de: whatthegirl