Elina Berglund estuvo seis años trabajando en el equipo encargado de dar con el bosón de Higgs....

Tuesday, October 18, 2016 by Lourdes López

Elina Berglund estuvo seis años trabajando en el equipo encargado de dar con el bosón de Higgs. La física interpretaba los datos confusos que salían del acelerador de partículas más grande del mundo, el del CERN, el laboratorio que la Organización Europea para la Investigación Nuclear tiene en Suiza. Pero poco antes de que el Nobel de Física reconociera el hallazgo de la escurridiza partícula, Berglund decidió que era hora de terminar una etapa vital para intentar algo completamente diferente: crear una aplicación para el móvil que sustituyera a las píldoras anticonceptivas.

La científica sueca quería dar a su cuerpo un descanso de químicos, pero no encontraba un método natural eficaz. Así que se le ocurrió desarrollar un algoritmo que midiera la temperatura corporal para averiguar el momento del ciclo menstrual y saber si ese día es fértil o no para poder tener relaciones sexuales sin protección. De esa sencilla idea nació una empresa, Natural Cycles, que ya tiene más de 100.000 usuarias.

Natural Cycles afirma que su aplicación posee una eficacia del 99.5%, la misma que la píldora. Para comprobar la fiabilidad, un estudio cuantificó cuántos embarazos no deseados se produjeron entre 4.054 usuarias de entre 20 y 35 años. Los resultados arrojaron que solo cinco de cada mil mujeres se quedarían embarazadas si la app se utiliza bien. Con un mal uso —por ejemplo cuando las usuarias no son constantes y se olvidan de consultarla—, habría siete embarazados por cada cien. La píldora anticonceptiva produce tres embarazos no planificados por cada mil mujeres con un buen uso y falla en nueve de cada cien si no se toma correctamente. El algoritmo y la píldora tendrían por lo tanto una fiabilidad parecida.



La aplicación tendría la misma fiabilidad que la píldora anticonceptiva, un 99.5% de eficacia

Elina Berglund resalta una cosa del estudio: evaluaron los ciclos naturales de la manera más cercana a la realidad que pudieron. "En ensayos clínicos controlados, el rendimiento es siempre mejor porque hay una gran supervisión por parte de los médicos que recuerdan a las mujeres, por ejemplo, que tienen que tomar la píldora, usar los condones, y así sucesivamente". Berglund asegura que se evitaron esas prácticas.

El problema es que nuestra fisiología es imprecisa y eso hace que este método sea imperfecto, sin embargo, a pesar de los resultados, otras voces no tienen tan claro la eficacia de este método. Juan Antonio García, director del Instituto Valenciano de Infertilidad, declara al periódico El País: "El problema de estos sistemas, por muy bueno que sea el algoritmo, es que nuestra fisiología es imprecisa y eso hace que el método sea imperfecto. Un ciclo menstrual puede durar 26 días o 30 o 16 y ser un ciclo normal. El estrés de una chica en exámenes puede hacer que no ovule, y coger un virus puede incrementar tu temperatura". García reconoce que "todo lo que sea no invasivo" es mejor, pero que no recomendaría exclusivamente el uso de la app.

Naltural Cycles aspira a cambiar el mundo de los anticonceptivos. Berglund, consciente de las dudas que puede suscitar, expresa que saben que se trata de la vida de las mujeres y "se lo toman muy en serio". De momento han conseguido reunir seis millones de euros para seguir desarrollando la aplicación. El tiempo dirá si la tecnología puede hacer que se diga adiós a los anticonceptivos hormonales.

Con información de  PlayGround