Increíble pero cierto. Debido a la gran cantidad de gérmenes y bacterias que circulan alrededor ...

Tuesday, October 04, 2016 by Anabelly Hernandez

Increíble pero cierto. Debido a la gran cantidad de gérmenes y bacterias que circulan alrededor del mundo, los jabones antibacteriales se volvieron la “salvación” de muchas personas que querían sentirse protegidas y evitar ciertas enfermedades; sin embargo, tal parece que dichos jabones y sus acciones antibacteriales fueron nada más y nada menos que un mito.

Estudios estadounidenses han descubierto que no existe diferencia entre las personas que se lavan las manos con jabones antibacteriales y las que no, pues la cantidad de bacterias en las manos y las tasas de enfermedades contraídas en ambos grupos fueron el mismo.

Respecto al tema, el Dr. Roly Hilario de la Clínica de Fertilidad ProCrear manifestó que aún no han demostrado la eficacia del antibacterial comparado con un jabón normal. Al contrario, al parecer puede resultar perjudicial para la salud, por sus componentes químicos, como el triclosán. Esta sustancia química o similar, actúa como disruptores endocrinos, afectando los procesos hormonales del organismo como la ovulación, por lo tanto de la fertilidad.


Nuestra salud está en riesgo
Estos componentes pueden interferir en los niveles hormonales, produciendo cambios en la testosterona, estrógenos o en la hormona de la tiroides, lo que conduciría a un mayor riesgo de infertilidad o incluso cáncer. El triclosán y triclocarban, utilizados en este tipo de jabones antibacteriales,  podrían empeorar el problema de la resistencia a los antibióticos y dañar el sistema inmunológico.

“Existen otros artículos de aseo como pastas dentales, cremas de afeitar y cosméticos que también contienen esta sustancia. Se debe tener mucho cuidado” concluyó Hilario, especialista de ProCrear.





Con información de: whatthegirl