El mundo entero vive una revolución en cuanto al tema de la alimentación. Muchas ya hemos tomad...

Monday, October 03, 2016 by Anabelly Hernandez

El mundo entero vive una revolución en cuanto al tema de la alimentación. Muchas ya hemos tomados conciencia de las cosas que debemos cambiar en nuestras dietas. Pero definitivamente es algo muy difícil de hacer. Y es que dejar de comer las cosas que más nos gusta no puede parecer hasta triste y bajar de peso sin hacer dieta suena imposible.

Si tú eres de la que no puede seguir una dieta o dejar de comer las cosas que más te gustan, esta lista te demostrará que es posible bajar de peso sin dejar de lado las cosas que más nos gustan. Para generar una pérdida de peso que sea sustentable en el tiempo necesitarás comer y comer bien. No tienes que aprenderte una dieta que dura tres meses, tienes que aprender a comer bien para toda la vida.

1. No dejes de lado tus comidas favoritas sólo decide el momento apropiado para consumirlas:
Comer comida chatarra con muchas calorías no es el problema. El error radica en consumirlas muy seguido. Mejor escoge un día de la semana en el que puedas comer todo lo que quieras y como quieras. Si pones en una balanza 4 días de comida chatarra y 26 días de comida saludable te darás cuenta que sí estás comiendo sano y a la vez te sigues dando tus gustitos.

2. Duerme más:
Está científicamente comprobado que dormir menos incide directamente en nuestro aumento de peso corporal. Cuando no dormimos lo suficiente, solemos comer peor ya que el cuerpo necesita y te pide a gritos más carbohidratos y café para poder mantenerse despierto. ¿Es una buena excusa para dormir unas horitas más, no?

3. Come lo que quieras pero en porciones adecuadas:
Comer menos te puede sonar a dieta. Pero no nos referimos exactamente a comer menos. Se trata de  comer las porciones adecuadas para tu tipo de cuerpo y tu gasto calórico diario. Muchas veces cuando vamos a un restaurante pensamos que debemos comer absolutamente todo lo que nos ponen en el plato, incluso si notamos que es mucho más de lo que podríamos comer. Sigue tu instinto y una vez que ya no sientas hambre, deja tu tenedor en la mesa y para de comer.

4. Y come más a menudo:
No porque comas una sola vez durante todo el día estarás mal delgada. De esa forma sólo conseguirás enfermarte. Lo mejor que puedes hacer es comer 5 veces al día. Las comidas básicas son el desayuno, almuerzo y cena y en las dos comidas restantes puedes comer snacks antes y después de almorzar o unas horas después del desayuno.

5. Deja las gaseosas y prefiere el agua:
Nada como el agua. Elimina las gaseosas de tu dieta lo más pronto posible. El agua hace maravillas con tu cuerpo y además estar bien hidratada te ayudará a sentir menos ganas de comer por comer. Las gaseosas usualmente nos deshidratan, así que recuerda eso la próxima vez que tengas sed.




Con información de: whatthegirl