Tomar un baño es todo un ritual y, para muchos, un dilema entre bañarse con agua fría o calient...

Friday, September 23, 2016 by Anabelly Hernandez

Tomar un baño es todo un ritual y, para muchos, un dilema entre bañarse con agua fría o caliente. A veces elegimos la temperatura del agua dependiendo de factores meteorológicos, como el clima o bien de cómo nos fue en el día, pero alguna vez se han preguntado? ¿cuál tiene mayores beneficios para la salud, el agua fría o caliente?

Los beneficios de bañarse con agua caliente

Ducharse con agua caliente después de un día estresante es reconfortante, y es desde tiempos inmemorables se emplea esta técnica relajante como tratamiento con ayuda de sales y aromas en diferentes spas. Pero ¿cuáles son los beneficios otorgados de un baño caliente?
  • Limpia de una manera más profunda
  • Ayuda contra el insomnio
  • Desintoxica tu cuerpo
  • Dolores musculares: 
  • Alivia resfriado o gripe
Los beneficios de un baño con agua fría

Desde la antigüedad se creía que el ducharse con agua fría era símbolo de fuerza y energía. Los espartanos creían que después de una jornada extenuante de ejercicio era bueno bañarse con agua fría, ya que el agua caliente era solo para los débiles, mientras que la fría era sinónimo de la fuerza y vitalidad que poseían.

En Filadelfia  y Rusia realizan diferentes competencias en agua fría, a pesar de lo helado que son esos lugares. Aquí te decimos qué beneficios concede darse un baño con agua fría:
  • Aumento de energía
  • Mejora la circulación
  • Combate es estrés y la depresión
  • Sistema inmune más fuerte
  • Piel y cabello saludable
  • Ayuda a mejorar la respiración y la temperatura corporal

Un baño frío ayuda a la producción de neradrenalina en el cerebro, sustancia estimulante y que favorece el estrés. Es por ello que no es recomendable que mujeres embarazadas o en ciclo menstrual, se bañen con agua fría debido al estrés que produce. En personas afectadas del corazón es recomendable abstenerse hasta preguntar al médico su recomendación.

Un baño caliente o frio, ¡tú, decides! Sin embargo, la combinación de ambas también es buena opción, ya que mejora la piel y el cabello, dado que un baño con agua caliente te abre los poros desintoxicándote y atrayendo los beneficios que ya te mencionamos y para finalizar cierras los poros con agua fría para que tu piel se vea vital y fresca.

¿Y tú, qué prefieres?




Fuente: 2.esmas