Los expertos en el campo aseguran que en cierta zona del cuerpo, se encuentra escrito nuestro f...

Tuesday, September 27, 2016 by Lourdes López

Los expertos en el campo aseguran que en cierta zona del cuerpo, se encuentra escrito nuestro futuro: la lectura de las nalgas.

Así es, existen personas que se dedican a leerle las nalgas a todos aquellos dispuestos a que un extraño les mire el trasero. Este método lleva el nombre de Rumpología, y aunque la Real Academia Española no reconozca esta palabra, se dice que es una técnica realizada desde hace años por los babilonios, griegos, antiguos romanos y por Jackie Stallone, astróloga estadounidense y madre de Sylvester Stallone, quien es la máxima representante y encargada de “revivir” la rumpología en los tiempos modernos.  


Los expertos en rumpología afirman que los músculos que conforman  los glúteos develan todas las posibilidades de vida de una persona, basándose en una estructura copiada de la neurología. Por más insignificantes que parezcan, los rumpólogos examinan las grietas, los hoyuelos, las verrugas, los pliegues y los lunares que se encuentran en tus nalgas.

Stallone asegura que el glúteo derecho representa el hemisferio cerebral izquierdo y nos predice lo que vendrá, mientras que el lado izquierdo representa el hemisferio cerebral derecho y nos habla sobre nuestro pasado, así que no es necesario examinar el orificio del centro ni que te retires la ropa interior, incluso con tal solo ver una foto de tu trasero, podrán desenmascarar los enigmas de tu futuro.

Dentro del mundo de la rumpología, la forma de los glúteos también indica el tipo de personalidad que posees: Si tu trasero es en forma de manzana, eres una persona carismática, dinámica, muy creativa y gozas plenamente de la vida, si es de forma de pera, tienes un carácter firme y paciente, si es redonda eres una persona alegre y optimista y si tienes un trasero plano, indica que eres una persona negativa y depresiva. 


La lectura de glúteos es una opción distinta para aquellos que desean conocer el futuro, sólo hay que dejar atrás la timidez y mostrar esa zona del cuerpo que parece guardar los secretos del destino. 

Con información de: Cultura Colectiva