El 65% de nuestro cuerpo está compuesto por agua; por eso, es de vital importancia beber la sufi...

Monday, September 05, 2016 by Anabelly Hernandez

El 65% de nuestro cuerpo está compuesto por agua; por eso, es de vital importancia beber la suficiente cantidad de agua para que no existan problemas posteriores. Una falta mínima de líquido puede causar complicaciones con nuestro balance interno.

Seguramente ya haz oído hablar de que debes beber ocho vasos de agua al día, aunque no se haya explicado explícitamente, el agua también puedes encontrarla en las frutas u otros alimentos, así que no lo tomes tan literal. Pero, ¿cómo saber si estamos tomando la suficiente cantidad de líquido?

Aquí te dejamos 7 importantes señales que te ayudarán a descubrir si estás bebiendo la suficiente cantidad de líquido:

1.- Tardas más en mejorar cuando te enfermas

El agua nos ayuda a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo. Si no bebemos suficiente líquido este proceso no se logra llevar a cabo, lo que hace tengamos un mayor número de toxinas en nuestro interior y que sea más difícil recuperarnos de una enfermedad.

 2.- Tu piel está seca

Nuestra piel es el órgano donde podemos ver los primeros efectos de deshidratación. Por eso, además de utilizar cremas hidratantes, es importante beber una cantidad suficiente de agua para mantener las capas externas e internas de la piel saludables.

3.- Te sientes más cansado de lo habitual

El agua es parte vital de nuestro sistema, por lo que cuando bebemos menos líquido nuestro cuerpo funciona de forma más lenta y nos sentimos más cansados.

4.- Tu orina es oscura

Lo ideal es que tu orina sea un color similar a una limonada. Si el color comienza a volverse más intenso u oscuro, entonces debes beber más líquido para que tu cuerpo funcione normalmente.

5.- Te duelen las articulaciones

El cartílago que se encuentra entre nuestras articulaciones se compone en un 80% agua. Es por esto que al beber menos líquido nuestro cuerpo no tiene cómo reparar el cartílago, lo que nos provoca dolor.

6.- Tienes un hambre incontrolable e inexplicable

Si sientes muchos deseos de comer, incluso cuando comiste hace poco o cuando no has realizado mucho ejercicio, puede que realmente estés deshidratado. A veces nuestro cuerpo envía señales fuertes, especialmente cuando necesitamos beber líquido, que se parecen mucho a la sensación de tener hambre.

7.- Tus labios están secos

De la misma forma que nuestra piel puede decir mucho sobre el estado interno de nuestro cuerpo, lo mismo pasa con nuestros labios.





Fuente: whatthegirl