Si ya estás convencida de que somos lo que comemos, minimiza la ingestión de los alimentos qu...

Tuesday, August 02, 2016 by Lourdes López

Si ya estás convencida de que somos lo que comemos, minimiza la ingestión de los alimentos que aparecen en esta lista. Si hay un órgano que delata qué y cuánto comes es la piel. Algunas comidan dan luz, otras quitan brillo. Algunos dan buen color y otros te dejan mustia.  Sigue la lista negra

Caramelos y dulces

La sobrecarga de azúcar produce un proceso celular llamado glicación que daña el colágeno de la piel, las proteínas que mantienen la piel firme y joven. El exceso de azúcar tampoco es bueno para la sonrisa, porque además de aumentar el riesgo de caries, produce decoloración en el esmalte.

Vino blanco


Es contra todo pronóstico más dañino para la dentadura que el vino tinto. La razón es que el ácido presente en los vinos blancos es letal para el esmalte de los dientes.


Alcohol


Un hígado sano significa una piel reluciente. El hígado elimina las toxinas que potencialmente afectan a la piel y que son excretadas por el organismo. Por si fuera poco, el alcohol te deshidrata e interfiere en el descanso y el sueño, lo cual se relaciona con una mayor cantidad de arrugas, problemas de pigmentación y pérdida de elasticidad de la piel.


Carne demasiado hecha

Suele contener hidrocarbonos pro inflamatorios, que afectan al colágeno de la piel. Por esta razón es importante limpiar bien las barbacoas antes de volver a usarlas pues los restos producen un efecto dañino similar.

Ya lo dijo la OMS, las carnes procesadas hay que moderarlas, y ahora lo repetimos nosotros: Las salchichas y el beicon contienen sulfitos y otros conservantes que pueden producir inflamación en la piel y acelerar el envejecimiento. Estas carnes también suelen ser ricas en sal, lo cual también te hará retener líquidos.

Alimentos salados


Muchas comidas enlatadas están conservadas en sodio, y eso supone un exceso de sal que te hará retener líquidos que te harán sentir inflamada.

Comida picante

Se relaciona con trastornos de la piel como la rosácea. Se cree que los vasos capilares de la piel son más sensibles al picante y reaccionan dilatándose y provocando zonas enrojecidas. Durante la menopausia este efecto se potencia, y el picante puede ser una causa de que la piel en esa época de la vida luzca con menos brillo.

Carnes rojas


Las grasas generan radicales libres que dañan las células sanas del organismo, entre ellas las de la piel. Los radicales libres afectan la capacidad de la piel de generar colágeno


Cafeína


Como cualquier diurético, la cafeína tiene la capacidad de hacerte perder líquidos puede poner al cuerpo en riesgo de deshidratación. Una circunstancia que la piel acusa con un aspecto gris y apagado.



Bebidas energéticas


Pueden darte energía pero no son buenas para la dentadura. Al parecer algunos de sus componentes podría dañar el esmalte y alterar la coloración de los dientes.



Fuente: Woman Madame Figaro