Ninguna relación es sencilla y menos cuando hablamos de un compromiso un poco más fuerte como e...

Thursday, August 18, 2016 by Anabelly Hernandez

Ninguna relación es sencilla y menos cuando hablamos de un compromiso un poco más fuerte como el matrimonio.

Existen muchos indicios que nos pueden mostrar que una relación está lista para un matrimonio, pero hay otros que nos indican que están comenzando con el pie izquierdo.

Aquí están ocho señales de que un matrimonio está destinado al fracaso según estudios e investigaciones alrededor del mundo

1. Tienen desacuerdos financieros
Si el dinero representa una fuente de problemas y discusiones entre ustedes dos es una terrible señal. Estudios realizados en la Universidad estatal de Kansas muestran que discutir sobre el dinero en una etapa pronta de una relación que está correlacionado con la insatisfacción marital, la cual aumenta conforme el tiempo.

2. Se casaron muy rápido
Un estudio realizado en la Universidad Emory muestra que la tasa de divorcios es inversamente proporcional al tiempo en el que una pareja ha salido antes del matrimonio, es decir, una pareja que ha salido por tres años tiene un 39% menos probabilidades de sufrir una separación en comparación a la pareja que sólo tenía un año de haberse conocido.

3. Tienen diferentes hábitos de bebida
Científicos de la Universidad de Buffalo encontraron que las parejas más propensas al divorcio son aquellas en las que uno de los dos es un bebedor frecuente. Curiosamente el alcohol no es un elemento que varíe, pues esto no sucede si ambos son bebedores frecuentes. Esto apunta a que el factor que influye es la diferencia de hábitos, más que la bebida.

4. No comparten las cuentas o antes de casar querían un acuerdo prenupcial
W. Bradford Wilcox explica para el New York Times que un fuerte indicador de satisfacción marital es la generosidad financiera en la pareja, mientras que el deseo de firmar un acuerdo prenupcial es generalmente un acto interesado. Wilcox apunta que las parejas casadas que comparten sus recursos monetarios son más felices y más estables. El Centro Nacional de Investigaciones para la familia y el matrimonio encontró que las parejas que no comparten cuentas bancarias son 145% más probables de terminar divorciándose.

5. Tuviste una boda tremendamente cara
De acuerdo al mismo estudio de la Universidad Emory, las parejas que han tenido una boda cara, tienen más probabilidades de terminar separadas. 

6. Hay amigos o parientes divorciados en el círculo cercano
Un estudio publicado en el “Social Forces Journal” encontró que el divorcio puede funcionar como un virus social, esparciéndose entre familia y amigos. Si alguien está divorciado en tu círculo cercano, las probabilidades de terminar igual se incrementan en un 75%, influyendo no sólo a tus amigos, sino a los amigos de tus amigos.

7. Hay una brecha de edad considerable
Si en una pareja existen brechas de edad considerables, existe una mayor probabilidad de terminar divorciados. De hecho, las parejas con 10 años de diferencia son 39% más probables de separarse que aquellas que son de la misma edad.

8. Se casaron demasiado jóvenes
Investigadores del National Marriage Project señalan lo que muchos ya sabíamos, las parejas que se casan en su adolescencia tardía o en sus tempranos veintes son más propensos a divorciarse que aquellos que se casaron más tarde.




Fuente: Mujer de 10