El mundo de los ciclistas profesionales está regido por la Union Cycliste Internationale (UCI),...

Saturday, August 06, 2016 by Anabelly Hernandez

El mundo de los ciclistas profesionales está regido por la Union Cycliste Internationale (UCI), ellos deciden las reglas y especificaciones que se deben cumplir para participar en competencias como el Tour de France. Dentro de estas reglas existe la restricción a diseños de bicicletas más aerodinámicas para evitar que unos tengan ventaja sobre otros. Muchos opinan que estas regulaciones y restricciones obstaculizan la evolución de las bicicletas.


Es por esto que Robert Egger ha diseñado la bicicleta fUCI, una bici pensada para ser usada fuera de las competencias, pero que se centra en la velocidad. Su diseño no sigue las restricciones de la UCI, por lo que es totalmente atípica de las bicis de competencia que conocemos.


Una de las características más notables de esta bici es que su llanta trasera es más grande (84.5 cm) que la delantera y sirve como un volante que permite mantener la velocidad de manera fácil. El tamaño de la llanta trasera presenta un reto para hacerla rodar al estar totalmente detenida y para solucionarlo, el creador incluyó un motor para asistir al ciclista y reducir el esfuerzo.


El motor cuenta con una batería de litio removible y recargable, aunque también puede dejarse instalada y cargarse al colocar toda la bicicleta en un soporte especial que cuenta con paneles solares.

Otra de las ventajas de la fUCI es que cuenta con la opción de sincronizar la bici con tu smartphone. Al colocar tu teléfono en un área especial puedes deshabilitarla cuando la dejes estacionada, planear y seguir rutas, recibir advertencias de autos que se aproximen, checar la presión de las llantas y activar automáticamente las luces delanteras y traseras cuando oscurece, así es, cuanta con luces para mayor seguridad y por supuesto también tiene luces de freno para que siempre seas visible, aún en un alto total.


Además de su extravagante anatomía, la bici cuenta con un diseño y parabrisas aerodinámico que ayuda a alcanzar mejor velocidad y maniobrar fácilmente. Y por supuesto cuenta con un compartimento para guardar agua, cartera o cualquier cosa que necesites mantener segura.


“La UCI satisface a un grupo muy pequeño de personas, pero existen muchísimas personas a las que no les interesa en lo más mínimo la UCI,” comenta Egger. “No siguen las carreras y ni siquiera saben sobre las limitaciones que son impuestas a las bicicletas que compiten en las competencias de la UCI. Así que mi sentimiento fue el de crear una bicicleta para aquellos que sólo quieren ir rápido en una bici de carretera.”

Su creador dice que tiene planes de comercializar fUCI, sólo que primero necesita inversionistas para producción y distribución.








Fuente: qore