Hemos descubierto al responsable de que bebas más vino del que necesitas. El tamaño del recipie...

Thursday, August 18, 2016 by Lourdes López

Hemos descubierto al responsable de que bebas más vino del que necesitas. El tamaño del recipiente en el que se vierte la bebida aparece como uno de los factores que te llevan a pedir otra ronda. Lo dice la ciencia, a partir de ahora podrás echarle la culpa a tu vaso.

Copas más grandes, más consumo

El fenómeno ha sido objeto de estudio por un grupo de científicos de la Universidad de Cambridge. Los investigadores analizaron durante cinco meses las ventas de vino en un ‘pub’ llamado The Pint Shop.

El método fue el siguiente: los dueños del bar cambiaban el tamaño de los vasos cada dos semanas. Disponían de tres formatos, el estándar de 300 ml, otro más grande de 370 ml y uno más pequeño de 250 ml.

Aunque la cantidad servida en cada uno era la misma, cuando el vino se ofrecía en copas más grandes las ventas fueron mayores. En concreto se elevaron un 14,4% en la zona del bar y un 8,2% en el restaurante.

“Hay pruebas que indican que la gente consume más rápido cuando percibe que tienen menos cantidad”, indica la profesora Theresa Marteau, autora de la investigación.

El tamaño importa

No es la primera vez que la ciencia indaga sobre este fenómeno. El pasado año, una revisión de diversos estudios publicados desde 1978 hasta 2003, desarrollado por el Grupo de Salud Pública Cochrane, demostró cómo el consumo de comida y bebida aumenta cuando se coloca en envases más grandes.

Entre las hipótesis con las que se intenta responder este hecho destaca la del concepto de unidad. “Se piensa: me tomaré un vaso de vino, un trozo de tarta o una taza de café”, indica Marteau. Sin embargo, cuando la porción se considera pobre la respuesta del cerebro es que no se ha tomado una copa llena, lo que puede ser una justificación para pedir otra.


Fuente: Vivo Gente Smart