Aunque muchos no le tomamos importancia cuando en nuestra sopa, papas fritas, huevo, etc., le ec...

Monday, August 08, 2016 by Anabelly Hernandez

Aunque muchos no le tomamos importancia cuando en nuestra sopa, papas fritas, huevo, etc., le echamos demasiada sal, esta acción puede ocasionar graves problemas en nuestro organismo , como es la hipertensión arterial, que es la principal causa de enfermedades cardiovasculares, manifestó indicó la nutricionista Nefi Mendoza, de Solidaridad Salud de Lince.

“El consumo excesivo de sodio es uno de los factores en el desarrollo de la hipertensión arterial. Aunque se recomienda no esperar que se desarrolle este problema, es necesario reducir el consumo de este insumo, aunque la presión arterial siga siendo normal, esto puede disminuir el riesgo de desarrollar hipertensión a futuro”.

Según la especialista otras consideraciones importantes son: mantener una alimentación saludable, mantener un peso corporal ideal, realizar ejercicio físico, controlar el estrés y la cantidad de ácidos grasos insaturados (buenos) en la dieta.

“Igualmente se debe ingerir  alimentos ricos en calcio, en magnesio y en potasio como medidas de protección contra la hipertensión. Y para las personas que ya tienen hipertensión, el seguir una dieta baja en sodio y restringir su consumo a 1.500 mg diarios puede ser útil para reducirla”, precisó.

“Los alimentos ricos en sodio son los alimentos industrializados como sopas de sobre, alimentos enlatados, salsas comerciales, cereales dulces y salados, embutidos (como jamón, jamonada, chorizo, hot dogs), quesos amarillos, gaseosas, jugos envasados, refrescos de sobre, bebidas rehidratantes, así que mucho cuidado con los jóvenes y adultos mayores”.

“El sodio en condiciones ideales, la cantidad mínimo debe ser de unos 1500 miligramos (mg) diarios. Esto es menos de 1 cucharadita de sal de mesa. El nivel máximo recomendado de ingesta de sodio es de 2,3 mg por día”, agregó.

Datos importantes:
  • Sal común: La proporción de sodio que aporta este alimento es de 38850 mg. por cada 100 gramos.
  • Cubitos de caldo de carne: 100 gramos de este alimento, aportan a nuestro organismo 16982 mg. de sodio.
  • Bacalao salado: Este alimento tiene una cantidad de sodio de 8100 mg. en cada 100 gramos.
  • Salsa de soya (sillao): El sodio que aportan 100 gramos de este alimento es 5720 mg.
  • Anchovetas en aceite: El aporte de sodio de 100 gramos de este alimento es de 3930 mg.
  • Mostaza: Al consumir este alimento, 100 gramos proporcionan a nuestro organismo 2950 mg. de sodio.
  • Jamón serrano: 100 gramos consumidos de este alimento, proporcionan a nuestro organismo 2340 mg. de sodio.
  • Chorizo: Este alimento proporciona a nuestro organismo 2300 mg. de sodio por cada 100 gramos.



Fuente: whatthegirl