Los beneficios de la papaya se perciben tanto a nivel interno como externo, ya que, además de me...

Tuesday, August 23, 2016 by Anabelly Hernandez

Los beneficios de la papaya se perciben tanto a nivel interno como externo, ya que, además de mejorar nuestra digestión y fortalecer el sistema inmunitario, previene el daño celular.

Además, es muy baja en calorías y contiene grandes cantidades de vitaminas, minerales y enzimas que participan en multitud de funciones importantes para la salud.

En el siguiente espacio te contamos en detalle cuáles son sus propiedades y qué efectos tiene en el organismo.

Aporta vitaminas y minerales
La papaya es una fuente significativa de vitaminas con poder antioxidante como es el caso de la vitaminas A, C y E.

También aporta vitaminas del complejo B y minerales esenciales como potasio, magnesio y cobre.

Mejora la salud digestiva
El alto nivel de fibra que contiene esta fruta la convierte en una de las más indicadas para mejorar la digestión y evitar el estreñimiento.

Apoya la digestión de las proteínas
Continuando con el beneficio anterior, es importante destacar que tiene la capacidad de mejorar la digestión de las proteínas.

Esto se debe a su aporte de una enzima llamada papaína que facilita su destrucción sin alterar la flora bacteriana que protege los intestinos.

Reduce la inflamación
La papaína y otra enzima conocida como quimopapaína ejercen una acción antiinflamatoria en el organismo y disminuyen el riesgo de padecer enfermedades crónicas.

Estas virtudes se pueden aprovechar como complemento del tratamiento de problemas asociados a la inflamación como es el caso de la artritis reumatoide, el edema o la gota, entre otros.

Fortalece el sistema inmunitario
La vitamina A y C que contiene la pulpa de papaya en cantidades generosas son útiles para fortalecer el sistema inmunitario y evitar el desarrollo de infecciones.

Su consumo regular crea una barrera protectora contra los virus y las bacterias que provocan resfriados, gripe y otras enfermedades respiratorias.

Protege la salud visual
El beta-caroteno, un antioxidante presente en la papaya, protege la salud visual y ayuda a prevenir trastornos como la degeneración macular y las cataras.

Tres raciones de fruta al día potencian la salud visual y disminuyen los riesgos asociados con la acción de los radicales libres.

Evita la formación de coágulos
Los coágulos de sangre pueden disminuir la circulación de la sangre y obstruir las arterias. De hecho, en casos graves pueden desembocar en el desarrollo de un ataque cardíaco o derrame cerebral.

Por fortuna, la papaya contiene una sustancia llamada fibrina que mejora el flujo sanguíneo y disminuye la coagulación.

Combate el estrés
Una pequeña porción de papaya al día no solo garantiza una buena salud estomacal, sino que reduce las probabilidades de padecer estrés.

La vitamina C frena la producción de cortisol y ayuda a incrementar la sensación de bienestar.

Es buena para la piel
Los compuestos activos que contiene esta fruta se han utilizado en la cosmética para la fabricación cremas, mascarillas y productos para el cabello.

Se destaca por su aporte significativo de vitamina E, un antioxidante que detiene el daño celular para impedir la formación de arrugas prematuras.

También se aprovecha su beta-caroteno para conseguir una piel más uniforme, suave y libre de manchas.

Tanto la vitamina C como la E incrementan la producción de colágeno y contribuyen a mantener el rostro firme y joven.

Por otro lado, sus aceites esenciales retienen la humedad natural y disminuyen los síntomas de trastornos como el eccema y la psoriasis.

Estas bondades pueden obtenerse mediante su aplicación tópica, o bien, ingiriéndola sola o en batidos.

¿Aún no incluyes la papaya en tu alimentación? Ahora que ya conoces sus principales bondades, anímate a adquirirla en tu mercado más cercano.

¡Te encantará!




Fuente: MejorConSalud