El alcohol es imprescindible en las fiestas de los fines de semana, pero tienes que ponerle un a...

Tuesday, August 16, 2016 by Anabelly Hernandez

El alcohol es imprescindible en las fiestas de los fines de semana, pero tienes que ponerle un alto, pues existen algunos riesgos al consumirlos con frecuencia. Aunque no queramos aceptarlo y pensemos que nuestros padres exageran, el alcohol daña nuestra salud, puede ocasionarnos enfermedades cardiovasculares y hasta una muerte prematura.

Un estudio de la Universidad de Montreal, Canadá, ha demostrado que los jóvenes que se suelen emborrachar seguido, aunque no sean alcohólicos, tienen una presión sanguínea más elevada y, por lo tanto, un mayor riesgo de hipertensión arterial.

“Nuestros resultados muestran que los jóvenes de entre 20 y 24 años que se emborrachan tienen una elevación media de la presión sanguínea de 2-4 milímetros de mercurio (mmHg). De hecho, más del 25% de los jóvenes que cometían estos excesos cumplían los criterios de pre-hipertensión“, explica Jennifer O’Loughlin, directora de esta investigación.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores evaluaron los historiales médicos de 756 jóvenes incluidos en el Estudio de Dependencia de la Nicotina en Adolescentes de Montreal en dos momentos determinados: cuando tenían 20 años y cuando cumplieron los 24.

Los resultados fueron publicados en la revista Journal of Adolescent Health, donde se mostraron unas cifras de presión sanguínea más elevada en los jóvenes que se emborrachaban de forma habitual. Además, se vio que este comportamiento no se disipaba con el paso de los años: el 85% de aquellos acostumbrados a este patrón de consumo a los 20 años lo mantenían a los 24.

Ahora, los investigadores deberán analizar si este patrón de consumo se mantiene al llegar a los 30 años y, de no ser así, si el efecto sobre la presión arterial desaparece una vez abandonado el hábito de emborracharse.

Si bien los resultados de este estudio se obtuvieron a partir de datos obtenidos en Canadá, país en el que hasta un 40% de la población con edades entre 18 y 24 años bebe de forma habitual, se relaciona directamente con la juventud de otros países.



Fuente: whatthegirl