Suena imposible aprender un idioma en una semana, pero Matthew and Michael Youlden, gemelos mul...

Saturday, August 13, 2016 by Anabelly Hernandez

Suena imposible aprender un idioma en una semana, pero Matthew and Michael Youlden, gemelos multilingues, tuvieron la determinación de hacerlo, y gracias a ellos es que tenemos hoy siete consejos que te ayudarán a alcanzar esta meta que requiere mucho más que ambición:

Indaga por qué quieres hacerlo.

Los gemelos Youlden se trazaron este objetivo en una semana para expandir su cantidad en el lenguaje, y luego era una cuestión de elegir que lengua usar.  Define por qué lo quieres aprender antes de empezar y luego planifica una ruta para alcanzar esta meta.  Por ejemplo, estos hermanos aprendieron Turco porque se encontraban en Berlín, ciudad donde hay alrededor de 300 mil hablantes del idioma y varias áreas como Kreuzberg y Neukölln están llenas de lugares con señales en Turco.  Entender el ambiente de estos barrios fue la señal para Matthew y Michael para saber esta jerga.

Deja que el lenguaje te rodee.

El primer paso operacional del proceso de aprendizaje de los gemelos fue decorar toda su casa con notas adhesivas.  En ellas, escribían todas las palabras que se les cruzaban en el camino (o en el diccionario) junto a su correcta traducción en Turco.

En el espacio de alrededor de una hora que era imposible llevar a cabo cualquier tarea doméstica, ya sea hacer un café o apagar la luz, sin haber sido presentada con al menos tres palabras diferentes relacionadas con esta acción. 

Lección aprendida: Invade el ambiente que te rodea, bien sea tu casa tu lugar de trabajo o donde pases la mayor parte de tu tiempo y etiquétala lo más que puedas con el nuevo idioma.  Construirás y reforzarás las asociaciones mientras te encuentras realizando tus actividades cotidianas.

Consigue una pareja.

Para los gemelos, la presencia del otro fue muy relevante en el proceso de aprendizaje, ya que decidieron dividir sus días de manera distinta y estudiar distintos tópicos, por lo que cada uno de ellos se convirtió en una fuente de conocimiento para el otro.  Además, ser dos personas con el mismo objetivo es realmente motivador, y es que con la presencia de un compañero puedes encontrar la presión justa para no decaer en el aprendizaje.

Crea pequeñas motivaciones.

Los hermanos Youlden tuvieron numerosos retos de pequeña índola durante esta semana.  Desde saber el primer día como saludar, hasta aprender lo más rápido posible los números en Turco.  Cada vez que alguien de habla en este idioma los felicitaba, sentían que habían logrado un poco más y esto los incentivaba a llegar a casa a seguir aprendiendo.

En tu caso, puedes crear también algunos desafíos, como interactuar con una persona de habla nativa en el lenguaje que estás aprendiendo.  Esto te obligará a preparar áreas de vocabulario para poder comunicarte y superar la prueba.  La gratificación de lograrlo será suficiente para que quieras alcanzar metas más altas.

Cómete el lenguaje.

Busca una manera de que todo lo que hagas lo puedas conectar con el idioma que quieres aprender.  Rodéate de comida que tenga la información nutricional en ese lenguaje, escucha música y ve películas en ese idioma, para que incluso tu tiempo libre puedas entrenar la mente hacia el lenguaje y quizás incrementar las áreas de interés y motivación.

Usa lo que ya sabes.

Mientras más grande la profundidad del procesamiento, más información será recordada.  Encuentra diversión en comparar los lenguajes que conoces y tu nuevo idioma y seguramente tu aprendizaje será más rápido y se quedará en tu mente por mucho más tiempo.

Los gemelos hicieron esta práctica, usando su conocimiento previo como apoyo para aprender turco.  No solo se disparaban intercambios interesantes sobre la etimología de varias palabras, sino que además aseguró que muchas palabras nunca fueses olvidadas una vez hecha las asociaciones.

En la variedad está el secreto.

Matthew y Michael recurrieron a las notas adhesivas, y estudiaron turco usando libros y sus computadoras, pero también escuchaban la radio en este idioma.  No hay una técnica definitiva para aprender un lenguaje, por lo que lo ideal es que trates de usar todas las que sean posible.

Si bien tienes una metodología planteada para aprender el idioma, no te olvides de probar nuevas cosas, recuerda que tu nuevo lenguaje tiene tantas fuentes como tu idioma nativo.



Fuente: E! News