1. Cómete también la yema del huevo (si no tienes problemas de triglicéridos y colesterol) S...

Thursday, August 04, 2016 by Lourdes López

1. Cómete también la yema del huevo (si no tienes problemas de triglicéridos y colesterol)

Si solo comes la clara te estás perdiendo uno de los principales nutrientes del huevo, la colina que es muy rica en vitaminas D y B12, dos componentes importantes para los huesos y el cerebro. Su gran beneficio es que estarás saciada más tiempo y comerás menos entre horas.

2. Mete tu taza de te verde (con la bolsita) en el microondas

El té verde es rico en catequinas, un componente que envía la señal a las células grasas para que dejen de almacenar lípidos. Para conseguir más beneficios puedes calentar tu taza de te verde unos 30 segundos en el microondas. Un estudio ha demostrado que calentar en el horno las bolsitas de te verde supone extraer un 20% más de catequinas que cuando solo se sumerge la bolsita en agua caliente.

3. Pon una manzana en tu desayuno

Si lo haces elevarás la capacidad del organismo para quemar grasa. Las manzanas son una de las grandes Fuentes naturales de fibra, un nutriente de probada eficacia para reducir la grasa abdominal.

5. Espolvorea con canela el café

La canela mejora la sensibilidad del cuerpo a la insulina, de acuerdo con los resultados de un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Nutrition. Este efecto ayuda a transformar las calorías ingeridas en energía en lugar de en grasas.

6. Escoge la proteína correcta

Y esto no incluye ni el beicon ni las salchichas que contienen abundante sodio y sulfitos, malos para el corazón y para la cintura. Quédate mejor los huevos, el salmón o el yogurt griego.

Fuente: Woman Madame Figaro