Una ciudadana estadounidense fue detenida ayer por la policía española en la isla de Tenerife, e...

Saturday, July 02, 2016 by Lourdes López

Una ciudadana estadounidense fue detenida ayer por la policía española en la isla de Tenerife, en el archipiélago de Canarias, por acosar al científico Stephen Hawking y amenazarlo de muerte.


Inestable y violenta. Según la policía, la arrestada es una estadounidense de 41 años residente en Noruega que presenta signos de inestabilidad mental y que acosaba al científico desde hace tiempo a través de las redes sociales, le había amenazado de muerte e incluso le había enviado fotos desnuda. Las alertas se dispararon tras comprobarse que la mujer se había desplazado a Tenerife, en las Islas Canarias de España, siguiendo al científico y se había hospedado en un hotel de la localidad de Arona, cerca al lugar donde él iba a dar una conferencias. La detenida comparecerá ante un juzgado, para un juicio rápido en el que está citado como testigo el científico británico.

Las alarmas. Stpehen Hawking, de 74 años, se encuentra estos días en la isla de Tenerife donde participa en la tercera edición de Starmus, un festival de ciencia y música que este año le rinde homenaje con la presencia de una docena de premios Nobel en distintas disciplinas. Durante su estadía en la isla, el catedrático de la Universidad de Cambridge recibió varios mensajes amenazantes de la mujer de EEUU, que desde hace tiempo le acosa en las redes sociales, lo que alarmó a sus familiares. Por ello llamó la atención de la prensa las medidas de seguridad que rodearon a Hawking el miércoles pasado, día en el que ofreció una conferencia en la que repasó su trayectoria vital y algunas de sus principales teorías.

La figura de Stephen Hawking. A lo largo de su carrera, Hawking no solo ha hecho grandes contribuciones al conocimiento del Universo, relacionados con el "Big Bang" y los agujeros negros, sino que ha publicado libros que han suscitado controversia en algunos sectores sociales. El científico tiene muchas dificultades para expresarse, ya que la enfermedad degenerativa que padece desde hace años le paraliza casi todo el cuerpo y sólo puede hablar a través de un ordenador que convierte en una voz sintética leves movimientos de su mejilla, en un proceso muy lento y laborioso.



Fuente: RPP