Lo único que necesita es una herramienta de análisis que pueda determinar fácilmente cuál es el ...

Monday, July 18, 2016 by Anabelly Hernandez

Lo único que necesita es una herramienta de análisis que pueda determinar fácilmente cuál es el mejor canal disponible en el espacio donde se encuentra. 

Existen varias formas en las que puede mejorar su conexión WiFi, las más eficientes suelen pasar por mejorar el equipo que tiene, ubicar mejor el router o simplemente cambiarlo por uno nuevo con mejores velocidades. Sin embargo, de las pocas cosas que puede hacer directamente sentado frente a su ordenador y sin tener que sacar el papel aluminio y la escalera, está simplemente cambiar el canal de transmisión por el más ideal.

Cuando se configura un router inalámbrico por primera vez, este elige automáticamente un canal de transmisión de la señal. En teoría el dispositivo debería ser capaz de elegir el mejor, pero que no lo hagan es más común de lo que parece, especialmente porque puede pasar que cuando el router eligió ese canal hace un año, quizás era el mejor, pero entonces los vecinos instalaron nuevos equipos o empezaron a transmitir en el mismo canal que su router, y este se saturó haciendo lenta tu conexión a Internet.

Cómo elegir el mejor canal de transmisión para tu router:

Lo único que necesita es una herramienta de análisis que pueda determinar fácilmente cuál es el mejor canal disponible en el espacio donde se encuentra.

En Android y Windows cuenta con la aplicación gratuita WiFi Analyzer. Mac OS tiene su propia herramienta de diagnóstico inalámbrico que puedes encontrar desde Spotlight.

Lo único que tiene que hacer es ejecutar la aplicación y dejarla hacer su magia. Una vez que tenga el resultado, deberá ingresar a la configuración de su router (esto varía entre todas las marcas, así que utilice el instructivo). Encuentre las opciones relacionadas con tu red inalámbrica, usualmente en el mismo sitio donde elige nombre de red y contraseña, y cambie el canal al recomendado por la herramienta de análisis.

Ah, y si su conexión sigue demasiado lenta por razones misteriosas que quizás no sean culpa de su proveedor de servicio, revise si alguien no le está robando el WiFi.




Fuente: ElMundo