Si te sentiste alguna vez menos inteligente que tus amigas o familiares porque en la escuela no...

Thursday, July 21, 2016 by Anabelly Hernandez

Si te sentiste alguna vez menos inteligente que tus amigas o familiares porque en la escuela no eras alumna sobresaliente o porque tal vez no lograste entrar a esa empresa que tanto deseabas ¡no te traumes!

La ciencia te respalda y te dará nuevamente las “armas” para demostrarte a ti mismo y los demás que eres más inteligente que muchos.

Eres la hija mayor

Un estudio de la Universidad de Oslo (Noruega) revela que si tienes hermanos y tú eres la mayor, tu coeficiente intelectual es más alto ( ¡la diferencia es por 3 puntos!)

Eres fan de los gatos

Una investigación de la Universidad Carroll comprueba que los amantes de gatos tienen el coeficiente intelectual más alto que los fans de los perros.

Tienes un gran sentido del humor

Un estudio de la Universidad de Nuevo México demuestra que las personas que tienen un gran sentido del humor también demostraron ser más hábiles para el razonamiento abstracto e inteligencia verbal.

Eres delgada

Un estudio francés señala que mientras más bajo sea tu Índice de Masa Corporal (IMC) tu nivel de inteligencia es mayor.

 

Haces garabatos

Si te encanta garabatear lo primero que tienes enfrente es porque tienes rasgos de inteligencia altos y desarrollas mejor tus ideas.

Si te amamantaron

Pregúntale a tu mami si lo pudo hacer contigo. Está demostrado que niños que fueron amamantados tienen un nivel de inteligencia alto gracias al gen FADS2.

Eres alta

Los científicos de la Universidad de Princeton han probado que las personas altas tienen el coeficiente intelectual más alto que las personas bajitas.

Tomaste clases de música

Si aprendiste a tocar algún instrumento cuando eras pequeña, ¡felicidades! Esto comprueba que tu inteligencia verbal es mayor que la de personas que no lo hicieron en su infancia.

Tardaste en perder la virginidad

Aunque no lo creas quienes tardaron en tener su primera vez demostraron tener mayor puntaje en los tests que miden las habilidades cognitivas.

Aprendiste a leer siendo muy pequeña

¿Recuerdas qué edad tenías cuando lo hiciste? La explicación radica en que leer a temprana edad aumenta las habilidades verbales y no verbales. 

Amas la noche

Se dice que las personas inteligentes no le ven el interés a dormir demasiado pues para ellos es una pérdida de tiempo. La necesidad de sueño disminuye conforme eres más hábil intelectualmente.

No fumas

Otra razón más para dejar de hacerlo.  Una investigación comparó el Coeficiente Intelectual de fumadores y no fumadores y los resultados fueron contundentes:  el fumador promedio tiene un coeficiente intelectual no mayor a 94 mientras que los que no fumaban siempre es superior a 100.



Fuente: Salud 180