Una de las controversias en torno a las medidas para adelgazar gira en torno a cuánta agua tomar...

Monday, July 11, 2016 by Anabelly Hernandez

Una de las controversias en torno a las medidas para adelgazar gira en torno a cuánta agua tomar para bajar de peso, y si realmente este vital líquido contribuye a la reducción de tallas.

Expertos en el tema explican que hay argumentos poco confirmados del por qué el agua ayuda a bajar de peso. Entre otras cosas se dice que no es calórico, ayuda a sentir saciedad, además proporciona energía.

Sin embargo, una reciente investigación realizada por científicos de una Universidad de Virginia, Estados Unidos, confirma que con solo tomar dos vasos de agua de 240 mililitros (de 8 onzas) hay notables beneficios en la pérdida de peso.

¿Cuál es el secreto?

Este estudio demuestra que efectivamente el agua es un aliado para controlar el peso, aunque la diferencia radica en cuándo hacerlo.

Las pruebas evidencian que quienes beben agua simple durante 12 semanas antes de cada comida, llegan a perder alrededor de dos kilos a diferencia de quienes no aumentan su consumo de agua", afirma Brenda Davy, investigadora encargada del estudio.

La clave radica en que las personas de mediana edad que beben dos vasos de agua justo antes de una comida suelen comer de 75 a 90 calorías menos.

Davy considera que efectivamente el agua puede ser tan eficaz porque hace sentir que el estómago está lleno, además, no tiene aporte calórico y las personas que lo beben antes de las comidas reducen su consumo de alimentos.

Sin embargo, los investigadores de este estudio advierten que no se sabe con precisión cuál debe ser el consumo diario recomendado, aunque el Instituto de Medicina, adscrito a las Academias Nacionales de Estados Unidos, recomienda a las personas sanas que beban cuando tengan sed.

En mujeres, el consumo de líquidos recomendados es de 9 vasos diarios, incluida el agua simple, mientras que los hombres deben de tomar unos 13 vasos. Pero es importante tener en cuenta aspectos como la edad, actividades y hábitos individuales.

La gran recomendación es beber más agua natural y evitar las bebidas endulzadas con azúcar y jarabe de maíz de alta fructosa, ya que contienen muchas calorías.

El agua es accesible y de bajo costo, así que consumirla adecuadamente es la manera más sencilla e infalible que facilita el control de peso. ¿Cuántos vasos acostumbras tomar antes de la comida?



Fuente: Salud 180