Treinta expertos en obesidad y cuidado de la salud del Instituto Médico Europeo de la Obesidad ...

Thursday, July 07, 2016 by Lourdes López

Treinta expertos en obesidad y cuidado de la salud del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) han elaborado una lista con las 5 dietas famosas que no debemos seguir por ser consideradas peligrosas para la salud:

1. La dieta del metabolismo acelerado, basada en el libro de Haylie Pomroy: 

"Fast Metabolism Diet, FMD", una dietista americana que adelgaza famosos. Promete una pérdida de peso de 5 kilos en 10 días, aunque se debe seguir durante 28 días. En esas 4 semanas se cambia la dieta cada 2-3 días para no acostumbrar al metabolismo y llegar a completar el "ciclo circadiano metabólico".

Cada semana se divide en 3 fases: la primera fase de dos días para calmar el estrés con carbohidratos y ejercicio cardiovascular. La segunda fase de otros dos días para desbloquear las reservas de grasa y ganar músculo con proteína y ejercicios de fuerza y pesas. Y la tercera fase de tres días (fin de semana) para activar la quema de energía, con grasas saludables y consumo moderado de carbohidratos y proteínas, con ejercicios de tipo yoga o masajes. En principio parece saludable, pero es más restrictiva de lo que parece. No permite comer trigo, maíz, productos lácteos, soja, azúcar, cafeína, alcohol, frutos secos o zumos de fruta, edulcorantes artificiales ni alimentos sin grasa o de “dieta”.

Recomendación: Dentro de las dietas del verano, no es de las peores. Yo le pondría un 6 de nota, porque la autora ha creado un sistema basado en sorprender al cuerpo con diferentes tipos de dieta y de ejercicios que se van intercalando a lo largo de la semana. No la hemos probado, pero sospechamos que no cumple lo prometido de perder hasta 5 kg en 10 días, pero sí que puede "engañar" a las personas amantes de las dietas milagro para empezar a hacer ejercicio.

2. Dieta 5:2, del libro de Jacqueline Whitehart: "

The 5:2 Fasting Diet", un superventas en Reino Unido, que promete adelgazar alternado cada semana, cinco días de comer sin medida con dos días de dieta estricta de 500 calorías a base de sopas, purés, infusiones y poco más. Esta dieta causa furor entre los amantes de la buena mesa que prefieren cortarse dos días a la semana si pueden comer lo que quieran los 5 días restantes.

Está desaconsejada por los expertos porque no fomenta el equilibrio emocional a la hora de comer, favorece los atracones con alimentos muy poco saludables en los días permitidos y los días de dieta son tan bajos en calorías que dejan sin energía, producen bajadas de glucosa y tensión. Además, no fomenta una práctica de ejercicio regular, ya que o estás a reventar o no tienes energía.

Recomendación: No es apta para deportistas. Mi nota es de suspenso, aparte de por lo comentado anteriormente a nivel emocional y
de hábitos, porque los días de dieta son tan bajos en calorías que no aportan energía suficiente para hacer deporte, entrenar sin combustible suele acabar en "pájara" y con ella llega la desmotivación.

3. Dieta del té verde. 

Una dieta que dicen que sigue Victoria Beckham, entre otras famosas, como dieta depurativa que promete bajar 5 kilos en 7 días, aunque lo dudo porque a ellas no les sobran kilos. Se basa en las bondades de los fitonutrientes del té verde, como los flavonoides, con propiedades antioxidantes, diuréticas, quema grasas, etc. Hay que beber de 3 a 4 tazas de té verde al día y evitar todo tipo de carbohidratos. No es nada saludable, es muy baja en calorías y el exceso de cafeína puede llevar a ansiedad y nerviosismo en personas sensibles o en ayunas.

Recomendación : Beber té verde es muy recomendable, y hay muchos estudios que avalan sus propiedades a la hora de ayudar a mantener la salud y evitar la obesidad, pero no basta con beber té, hay que comer equilibradamente. Es otra dieta que no obtiene el aprobado, y mucho menos en personas deportistas. Lo que sí puedes hacer es beber té verde antes y durante el entrenamiento, el aporte de cafeína te ayudará a mantener el ritmo y la motivación para trabajar tanto la intensidad como la resistencia, y así quemarás un poco más de grasa.

4. Monodieta de la fresa. 

Otra dieta depurativa que se basa en las propiedades de las fresas. Promete perder hasta 5 kilos en 4-5 días, comiendo fresas y bebiendo infusiones de plantas. Hay que comer de kilo y medio a tres kilos de fresas al día, repartidos en 5 comidas, durante 3-5 días. Promete que no vas a pasar hambre porque son frutas energéticas y saciantes, ricas en vitamina C, potasio, agua y fibra, pero los expertos no recomiendan este tipo de dietas con un solo alimento. Solo se pierde peso en forma de líquidos que se recuperan en cuanto vuelves a la alimentación normal, aunque comas poco.

Recomendación: Esta dieta suele cambiar con la estación, en septiembre es la dieta de la uva, en verano la del melocotón, en invierno la de las naranjas y en primavera ¡siempre vuelve la de la alcachofa! Ninguna pasa el aprobado por mucha famosa que la siga y que adelgace con ellas. Estas dietas no se deben hacer para adelgazar. Algunas de ellas son dietas detoxificantes que se pueden hacer por motivos de salud, bajo  control médico o dietético. En muchos casos, pueden hacerse en casa durante un fin de semana largo, de 24 a 72 horas con ejercicio leve como yoga, caminatas, pilates, etc., para eliminar toxinas y ganar energía. Recuerda, perder peso no es el objetivo, pues lo que se pierde se recupera al volver a la alimentación normal.

5. Dieta de sopa de kale. 

Cada año viene una variante de la dieta de la sopa.  La de este verano 2015 consiste en picar la base de otros años con cebolla, ajo, apio, puerro, pimiento, tomate, etc. y añadirle el superalimento del año, la kale o la versión en inglés de la berza de toda la vida, sustituyendo al repollo de otros años. La dieta permite comer tanta sopa como quieras cada día, y promete perder entre 5 y 10 kilos en una semana.

La fórmula varía, generalmente va introduciendo alimentos en cada una de las dos comidas principales de lunes a domingo: empiezas por el primer día de sopa, ya el segundo día es sopa y frutas ácidas, el tercer día se completa la sopa con verduras cocidas o ensaladas, al cuarto añades tortilla francesa, en el quinto le sumas pescado a la plancha, al sexto pechuga de pollo a la plancha y el último día sopa, verdura cocida y carne roja a la plancha. Los expertos dicen que después de una semana, no solo estás muy cansado de comer la sopa, además su efecto laxante y diurético puede llegar a deshidratarte, y recuperas lo perdido por el "mono" de carbohidratos que tienes y que te lleva a un atracón al octavo día.

recomendación: Este tipo de sopas tiene mucho peligro y no son recomendables para adelgazar en ningún caso, menos en personas deportistas que no estén bien informadas o aconsejadas. Un médico de urgencias me comentó que había tenido un caso de una ciclista que llegó con una "pájara" con diarrea, casi desmayada y con síntomas de deshidratación grave después de 3 días de sopa y entrenos de una hora porque se casaba su hermana el fin de semana siguiente y quería perder varios kilos para la boda. Puede parecer exagerado, pero ya he oído confesiones parecidas de amigos deportistas que lo han hecho, aún sabiendo que su salud estaba en juego.

Fuente: SportLife