1. Abre un coco duro con tan sólo colocarlo 15 minutos en el horno a temperatura baja. ...

Wednesday, July 13, 2016 by Lourdes López

1. Abre un coco duro con tan sólo colocarlo 15 minutos en el horno a temperatura baja.



2. Mantén fresca la cebolla una vez que la partas con un poco de mantequilla.
Mantén fresca la cebolla una vez que la partas con un poco de mantequilla.
Solo tienes que untarla en el corte y verás que estará fresca por más tiempo.


3. Solo necesitas de una bolsa de plástico y medio limón para que tus plátanos duren el doble.

Insértalos dentro de la bolsa con el limón y refrigera. El frío hará que maduren menos rápido y el limón absorberá la oxidación.

4. Añade un cuarto de cebolla al mismo tupper en el que guardas el aguacate para evitar que se haga negro.

Retrasará la oxidación mejor que solamente guardarlos en el refri.



5. Haz dos hoyos en un plato desechable para improvisar una tapa para tu
batidora.

Haz dos hoyos en un plato desechable para improvisar una tapa para tu batidora.
Nunca más volverás a ensuciarte a la hora de hacer un pastel.


6. Si se te pasó la cantidad de sal, apaga la lumbre y agrega un pedazo de manzana o papa por 10 minutos para absorber el exceso.



7. Coloca las lechugas o espinacas en un tupper y agrega toallas de papel para que absorban la humedad.

Te durarán lo doble en el refrigerador.


8. Si las compraste con el tallo, sumérgelo en un recipiente con agua y cubre el resto con una bolsa de plástico.




9. Si no tienes granillo de chocolate, improvisa con una tableta y un pela papas para crear virutas.



10. Una vez que hayas hervido tus pechugas de pollo, colócalas en la batidora en la posición más suave. Las desmenuzarás en tiempo récord sin tener que ensuciarte.



11. Si dejaste abierta la caja de cereal y se hizo aguado, no tienes más que ponerlo unos minutos en el horno para que endurezca.

Colócalo en un recipiente de vidrio con una cubierta de papel aluminio a 100 grados Centígrados por uno o dos minutos.


12. Identifica un huevo fresco de uno ya pasado con ayuda de un vaso de agua.
Identifica un huevo fresco de uno ya pasado con ayuda de un vaso de agua.

Si se hunde, significa que está bueno.
Si flota, es mejor que lo tires.


13. Evita que los hongos pierdan su sabor y lávalos con una toalla de papel mojada o un cepillo suave.

Por nada utilices jabón y agua de la llave. Por su porosidad, perderán la consistencia indicada a la hora de cocinarlos si los lavas así.

14. Distingue entre los pimientos que sirven para las ensaladas y los que sirven para cocinar.


15. Utiliza un poco de vinagre como jabón para quitar la grasa pegada en ollas y sartenes.

Agrega un poco de vinagre con agua al sartén hasta que hierva. Apaga y deja que se enfríe completamente para lavarlo con esponja y jabón. Verás como sale la grasa fácilmente.


16. Haz que el queso se derrita en segundos con un poco de agua.
Haz que el queso se derrita en segundos con un poco de agua.

Coloca la rebanada de queso arriba de la carne y un poco de agua alrededor de ésta. Cubre con una tapa y en unos segundos el vapor derretirá el queso por completo.


17. Aprovecha lo último de los envases de crema de cacahuate o Nutella y úsalos como recipientes para el desayuno.

Agrégale avena o tu cereal favorito, fruta y un poco de leche, y a disfrutar.


18. Rocía tu tabla para picar con un poco de jugo de limón antes de partir cebolla.

Gracias a la interacción entre la cebolla y el limón, evitará que te pongas a llorar como Magdalena.



Fuente: Buzzfeed