Gracias a la ciencia se ha descubierto por qué adelgazamos cuando practicamos deporte. Y aunque...

Thursday, June 30, 2016 by Lourdes López

Gracias a la ciencia se ha descubierto por qué adelgazamos cuando practicamos deporte. Y aunque a simple vista sea una lógica sencilla, una hormona de nuestro cuerpo es la causante de esta acción-reacción.

Según un estudios de Harvard, la hormona Irisina es la clave. Gracias a ella, cuando hacemos ejercicio convertimos la grasa blanca (que es la más difícil de eliminar), en grasa parda. Su existencia ha sido objeto de acalorados debates en los últimos años, pero si estos nuevos hallazgos están en lo cierto, que potencialmente podría mirar un gran avance en el mundo de la salud física y fitness.

Algunos estudios afirman que Irisina no sólo ayudará a conseguir nuestros objetivos de adelgazar de forma más fácil, sino que también puede hacernos más inteligentes y ralentizar el proceso de envejecimiento. Pero,

 ¿qué es exactamente Irisina, y cómo funciona?

Lo primero el nombre, puesto en honor de Iris, el personaje mitológico que era el mensajero de los dioses griegos. Desde el momento que se supo de su existencia los debates estaban servidos. 

Docenas de estudios a favor y en contra vieron la luz, pero uno de los últimos fue el realizado por la Universidad de Harvard, el cual anuncia que una sustancia clave en los efectos saludables del deporte y buscan un fármaco que imite su actividad. Como hemos apuntado antes, la hormona convierte nuestra grasa blanca, en grasa parda, que es la que posteriormente se convierte en energía en nuestro cuerpo en vez de almacenarse.

Mientras que esto vea la luz, nos debemos conformar con activar la Irisina de la manera tradicional: empezando a correr o probando otra rutina de ejercicios más potente.


Vía: Woman Madame Figaro