Investigaciones muestran que las manos juegan un papel importante en la transmisión de los g...

Monday, June 13, 2016 by Anabelly Hernandez


Investigaciones muestran que las manos juegan un papel importante en la transmisión de los gérmenes. Incluso después del lavado adecuado, las manos y los dedos son rápidamente recontaminados por el medio ambiente circundante.

Eso es especialmente cierto si no te has cortado las uñas últimamente. La investigación de la Universidad de Nebraska sugiere que las personas que usan anillos o mantienen sus uñas a 2 milímetros o más tienden a llevar más microbios en sus manos.

Debes mantener tus manos tan lejos como sea posible, de las siguientes partes del cuerpo.

El canal auditivo
Nunca debes meter los dedos o cualquier otra cosa en los oídos. La introducción de cualquier cosa en el canal auditivo puede desgarrar la piel delgada que recubre el canal del mismo. Trata de no tocar con las manos tus oídos.

Si sientes una sensación de picazón persistente en los oídos, consulta a un otorrinolaringólogo en lugar de intentar algo por ti mismo. Un otorrinolaringólogo puede evaluar el problema, ya sea la acumulación de cera, el eczema de la piel, o una infección similar a la otitis externa, por ejemplo. Un programa a la medida de tratamiento, la higiene del oído, y la hidratación de la piel se deben poner en juego.

Tu rostro
Puedes utilizar tus manos para lavarte la cara o aplicar cuidado de la piel. Pero por lo demás, mantenlas alejadas. Al situar las manos sobre una superficie sucia y luego llevarlas a la frente, incrementas la probabilidad de contraer enfermedades. Además, los dedos contienen aceites que pueden obstruir los poros. Recuerda no debes tocar con las manos tu rostro ni tu frente.

El ano
Se debe tener un especial cuidado a la hora del aseo, ya que el ano contiene bacterias que podrían ser muy perjudiciales y transmitir un gran número de enfermedades. Después de ir al baño debes lavar las manos muy bien, aunque este tema puede parecer gracioso para muchos, es de suma importancia indicar a niños sobre todo, que esto no debe hacerse y los posibles problemas que puede traer relacionados a la salud. Evita tocar con las manos esa zona.

Tus Ojos
A menos que te estés poniendo lentes de contacto o lavando el ojo por tener una basurita, mantén tus manos fuera de ellos y evita con mayor medida refregarlos ya que puedes introducir fácilmente los gérmenes en los ojos. Estos errores pueden causar desde conjuntivitis a una infección más grave. Sigue esta sencilla regla: “No tocar y no frotar.” Y si estás experimentando picazón, sequedad en los ojos, o incomodidad con los lentes de contacto, habla con tu doctor para tratarlos de una manera correcta. Él o ella pueden abordar la cuestión a fondo.

Tu Boca
Una investigación reciente en el Reino Unido encontró que las personas ponen sus dedos en o alrededor de la boca un promedio de 23.6 veces por hora cuando están aburridos en el trabajo. Y otras 6,3 veces por hora cuando están ocupados. Eso es un problema: En otro estudio, una tercera a una cuarta parte de los gérmenes se transfirieron desde los dedos de los sujetos de estudio a sus bocas, con lo cual pueden desencadenarse un gran número de enfermedades.

Las manos transmiten una gran cantidad de gérmenes, incluso en el contacto con los demás.

El interior de la nariz
En un estudio realizado en el año 2006 sobre la oreja, nariz, y garganta, los pacientes que se rascaban la nariz eran 51% más propensos a portar bacterias como la staphylococcus aureus, en comparación con quienes no lo hicieron. Algunas de las bacterias como la mencionada anteriormente puede ocasionar infecciones cutáneas hasta otras enfermedades de mayor gravedad como abscesos profundos.

La piel debajo de las uñas
Un montón de bacterias desagradables, incluyendo estafilococos, pueden encontrarse debajo de las uñas. Las uñas deben ser cortas para reducir las posibilidades de transporte de bacterias, y también puede ser necesario un cepillo de uñas suave para eliminar los residuos, pero debes evitar quitártelos con tus otros dedos porque estarías desparramando las bacterias por todas tus manos.



Fuente: La Vida Lucida