Los has cuidado antes de tenerlos en tus brazos, los estás viendo crecer, pero a pesar de to...

Monday, June 06, 2016 by Lourdes López


Los has cuidado antes de tenerlos en tus brazos, los estás viendo crecer, pero a pesar de todo el tiempo que pasas con ellos quizás no conoces algunas pequeñas virtudes de su personalidad.

1- Su vocabulario se amplía más rápido que el tuyo
Esto pasa porque los niños absorben con más facilidad lo que pasa en su entorno y son muy curiosos. Ten en cuenta que entre más palabras nuevas conozcan más será su amplitud al expresarse. Por lo que contar cuentos antes de dormir sigue siendo una opción que no pasa de moda.

2- Los niños suelen ser más amables con las personas que no conocen



Recuerdas cuando le dijiste a tu hijo “No hables con extraños” pues esto es  algo muy tentador para los niños curiosos ya que son personas extrañas, por lo tanto son mundos desconocidos por explorar.


3- Todos nacen siendo ambidextros


Cuando estamos grandes solemos decir que tenemos más habilidad con una mano que otra, sin embargo, de pequeños todos éramos hábiles con ambas, pero cuando empezamos a crecer y aprender nuevas cosas uno de los lados se vuelve predominante. Esto debido a que los padres interfieren al enseñarles a realizar sus actividades generalmente con el lado derecho.

4- Su sentido auditivo es muy sensible



Los pequeños son más susceptibles a percibir los ruidos en frecuencias muy altas por lo que al escuchar ruidos muy bruscos los pueden alterar o poner de mal humor. Por eso es recomendable que utilices un tono adecuado al comunicarte con ellos.

5- A los dos años los niños son más activos


Es momento de aprovechar de su casi inagotable energía para que le enseñes a realizar actividades físicas donde pueda explotar su potencial. Hablamos de actividades como jugar a lanzar la pelota o un paseo al parque. No te desesperes, es probable que esa época de su vida estés detrás de él todo el tiempo.


6- Su cerebro funciona mejor que el de un adulto


A la edad de uno o dos años el cerebro realiza  dos millones de conexiones entre sus neuronas por segundo. Como ya se ha dicho, es momento de aprovechar el potencial de tu hijo y le enseñes cosas nuevas.