Tener los brazos de “murciélago” o “salero” es una preocupación constante de muchas mujeres;...

Thursday, May 26, 2016 by Anabelly Hernandez


Tener los brazos de “murciélago” o “salero” es una preocupación constante de muchas mujeres; en cada movimiento la flacidez se hace presente y no toda la ropa les favorece al tener diseños sin mangas.

A medida que la persona envejece, la piel se vuelve más frágil, se adelgaza y pierde grasa subcutánea. Para que esto no te ocurra, puedes empezar a hacer estos ejercicios para la piel de los brazos y lucirlos firmes y tonificados.

Firmes…¡ya!

La American Council on Exercise recomendó hacer los siguientes ejercicios a mujeres con problemas de flacidez en brazos, y gracias a su constancia y perseverancia, a partir de la segunda semana de hacerlos empezaron a notar que lucían más fuertes y estéticos.

Para mayor efectividad de los siguientes ejercicios para la piel de los brazos, utiliza mancuernas de máximo 5 kilos, en caso de no contar con ellas, sustitúyelas por botellas de agua de medio litro.

Ejercicio 1
Coloca las manos sobre los hombros con las palmas mirando hacia el frente. Extiende los brazos por encima de la cabeza al tiempo que inspiras. Repite entre 15 veces.

Ejercicio 2
De pie, inclina el tronco hacia adelante y apoya el brazo izquierdo contra el respaldo de una silla. Pega el codo derecho al costado del cuerpo. Extiende el brazo derecho inspirando, manteniendo el codo contra el cuerpo y sin moverlo, vuelve exhalando. Repite 20 veces de cada lado.


Ejercicio 3
Párate con los pies separados y alineados con los hombros y extiende tus brazos hacia tus costados, para que estén alineados con tus hombros.
Empieza a rotar tus brazos hacia delante con pequeños movimientos circulares, sin mover las muñecas o los codos. Después de unos 20 círculos, cambia de dirección y empieza a rotar tus brazos hacia atrás.

Además de realizar estos ejercicios para la piel de los brazos, no olvides aplicar crema hidratante en ellos dos veces al día para que recuperen más rápido su firmeza y suavidad.



Fuente: Salud 180