Las peras son una fruta suave y dulce con un centro fibroso; ricas en importantes antioxidantes...

Monday, April 18, 2016 by Anabelly Hernandez

Las peras son una fruta suave y dulce con un centro fibroso; ricas en importantes antioxidantes hoy conoceremos sus efectos positivos.

Diverticulosis
Las dietas altas en fibra natural, como la que podemos encontrar en las peras, han demostrado disminuir la prevalencia de los brotes de diverticulitis mediante la absorción de agua en el colon y facilitando el movimiento del intestino. Así, las peras ayudan a reducir la aparición de fístulas, molestias abdominales o estreñimiento… ya que su fibra disminuye la presión y la inflamación en el colon.

Pérdida de peso
Las frutas y verduras, naturalmente altas en fibra, ayudan a mantener la sensación de saciedad por más tiempo y también son bajos en calorías. Diversos estudios ya han demostrado que el aumento en la ingesta de fibra aumenta exitosamente la pérdida de peso en las personas obesas.

Enfermedades cardiovasculares
Aumentar el consumo de peras ayuda a disminuir la presión arterial y los niveles de colesterol. Una investigación de 67 ensayos controlados separados reveló que incluso una modesta cantidad de 10 gramos al día extra de fibra, reducían el colesterol LDL y los niveles de colesterol total. Además, estudios recientes han expuesto que la fibra puede incluso jugar un papel clave en la regulación del sistema inmune y la inflamación y, en consecuencia, disminuir el riesgo de patologías relacionadas con la inflamación tales como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer o la obesidad.

Diabetes
Una dieta alta en fibra, como la que podemos encontrar en verduras y frutas como las peras, ha sido asociada a un menor riesgo de desarrollar diabetes. Además, mantiene estable la glucemia.

Digestión
El contenido de fibra de las peras previene el estreñimiento y promueve la regularidad de un sistema digestivo saludable.

Desintoxicar el organismo
Los movimientos regulares del intestino son cruciales para excretar las toxinas diarias a través de la bilis y las heces. Para este cometido, gracias a que las peras contienen aproximadamente un 84% de agua, nos ayudan a mantener las heces blandas y a limpiar el sistema digestivo de toxinas.

Propiedades
De acuerdo con la USDA National Nutrient Database, una pera mediana (de aproximadamente 178 gramos) contiene 101 calorías, 0 gramos de grasa, 27 gramos de carbohidratos (incluyendo 17 gramos de azúcar y 6 gramos de fibra) y 1 gramo de proteína. Así, comernos una pera al día nos aporta el 12% de las necesidades diarias de vitamina C, el 10% de la vitamina K, el 6% de potasio y pequeñas cantidades de calcio, hierro, magnesio, riboflavina, vitamina B-6 y ácido fólico. No olvidemos que las también contienen carotenoides, flavonoides y antocianinas (en las peras de piel roja).

Riesgos
En frutas como las manzanas y las peras el contenido de fructosa es mayor en comparación con la glucosa, por lo que se considera un alimento alto en FODMAP (Fermentable Oligosaccharides, Disaccharides, Monosaccharides, and Polyols) que puede aumentar los gases, la hinchazón, el dolor y la diarrea en aquellas personas que sufren de Síndrome de Intestino Irritable.



Fuente: Muy Interesante