El pan engorda, ¿o no? El de la imagen principal es sin gluten, de Celikatessen, más que saluda...

Friday, April 29, 2016 by Anabelly Hernandez

El pan engorda, ¿o no? El de la imagen principal es sin gluten, de Celikatessen, más que saludable y delicioso, ¿cómo decirle que no? Ahora nuevos estudios nos aseguran que es recomendable comer pan a diario ya que tiene numerosas propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Eso sí, con gluten o sin gluten, pero integral.

1- Lucha activa contra el cáncer. Resulta que los panes integrales, ya sean de avena, centeno o trigo, reducen hasta un 20% el riesgo de desarrollar cáncer de cólon. Esto se explica porque el pan integral contiene una gran cantidad de carbohidratos que fermentan en el cólon dando lugar a ácidos grasos que consiguen reducir el PH del intestino; y el cáncer requiere de un PH alto para desarrollarse, según un estudio del Imperial College de Londres. Es una razón de peso. Eso sí, si eres celiaco, es decir, intolerante al gluten, no podrás recurrir a ciertos panes por estar hechos de cereales prohibidos como son el trigo, el centeno, la cebada y la avena y sus derivados. Así que busca otro tipo de panes como aquellos elaborados a base de cereales sin gluten como son el maíz, el sorgo, el teff, el trigo sarraceno, etc.

2- Poder saciante. Resulta que el pan es uno de los alimentos más saciantes que existen, por su alto contenido en fibra, entre otras cosas, tal y como apunta un estudio de la Universidad de Suecia de Ciencias Agrarias. Recordamos, siempre que sea integral. Desayunar unas tostadas con queso fresco, por ejemplo, es un excelente alimento que además nos dará energía sin pasarnos con las calorías. Lo importante del pan es no combinarlo con otros alimentos que aumenten su valor calórico, así que si estás pensando en comer bocadillos con chorizo, olvídalo, no te ayudará a perder peso ni de casualidad.

3- Antiinflamatorio. Un instituto alemán ha hecho un estudio sobre los beneficios del pan integral, y entre otras conclusiones, afirman que cuanto más pan integral comemos, más se pueden reducir los niveles de los marcadores de obesidad e inflamación de nuestras venas y arterias. Un dato más que interesante y positivo ya que en España la obesidad y el sobrepeso se están convirtiendo ya en un problema de salud pública con unos seis millones de personas afectadas.

4- Aliado en las cardiopatías. Precisamente por el papel que desempeña en la lucha contra la obesidad, nos encontramos con que también es importante en la lucha contra el desarrollo de cardiopatías. Un estudio de la Wake Forest School of Medicine de EE.UU., señala que comer 2,5 raciones de pan integral al día reduce un 21% el riesgo de sufrir cardiopatías, gracias a los nutrientes que contiene, fibras, vitaminas, minerales...etc. Estos nutrientes se encuentran en las tres partes de la semilla del cereal (salvado, germen y endospermo) que son las implicadas en la elaboración del pan integral. Cuando éste no es integral, sólo se usa el endospermo y por eso se pierden gran parte de los nutrientes.

5- Fomenta el altruismo. La ciencia tiene estas cosas tan curiosas a veces. Resulta que el olor a un bollito recién sacado del horno nos hace más generosos y más dispuestos a preocuparnos por los demás. Supuestamente ésto se debe a la presencia del ácido ferúlico, explica en una investigación la Universidad de Bretaña del Sur. Pero además el pan integral nos proporciona parte de la energía necesaria para el día a día, sobre todo para el sistema nervioso y el cerebro, y además nos ayuda a luchar contra la diabetes y el colesterol, casi nada. Así que ya sabéis, pan integral como parte de vuestra a dieta y por supuesto vida activa.



Fuente: Qué!