Un estudio comprobó cuál es la manera más adecuada para interactuar con ellos. Una indagació...

Monday, January 23, 2017 by Lourdes López

Un estudio comprobó cuál es la manera más adecuada para interactuar con ellos.

Una indagación realizada por la Universidad de Lyon se propuso averiguar cuál es el método más eficaz para que un perro y su dueño logren entenderse y aclarar de qué forma el can alcanza mayores niveles de comprensión.

En esa línea, el líder de la investigación, Nicolas Mathevon, señaló que “el uso del discurso dirigido hacia los animales domésticos está muy extendido, pero su valor funcional apenas ha sido estudiado”.

En esa línea, en la primera etapa de investigación, a 30 mujeres se les presentó imágenes de un cachorro, un perro y otro más anciano. Luego, se les solicitó que le leyeran en el tono en que lo harían frecuentemente frases como “¡Hola guapa!”, “¿Quién es un buen chico?” y “¡Ven acá, dulzura!”. Posteriormente, tuvieron que repetir dichos enunciados pero frente a un investigador.

Fue en ese momento cuando los especialistas notaron que cuando se habla con perros, las personas tienden a utilizar un tono más alto y lento, con mayor grado de variación que cuando hablan entre sí. Al dirigirse a cachorros, el efecto es mucho más pronunciado. Cabe decir que los participantes aumentaron su tono en un 21% en comparación a cómo se habla normalmente, según indica el sitio Infobae.

En la revista Proceedings de la Royal Society se publicaron los resultados que arrojaron llamativos resultados: los seres humanos, al usar un ritmo en la palabra más pausada y musical, semejante a la voz utilizada para hablar con bebés, poseen mayor poder de influencia en los cachorros en comparación con el tono normal.

Por otro lado, los diez perros adultos no tuvieron la misma respuesta. Mathevon aclaró que “eso es inesperado. Una explicación es que los perros muestren menos interés en las voces de extraños a medida que envejecen”.

“Además, el cachorro puede aprovechar una receptividad innata a los sonidos agudos; un rasgo que desaparece a medida que envejece”, concluyó.

Con información de: La Red

Loading...