Jamás te vayas a dormir molesto pues segun los estudios  indican que, desafortunadamente  existe...

Friday, December 02, 2016 by Anabelly Hernandez

Jamás te vayas a dormir molesto pues segun los estudios  indican que, desafortunadamente  existe un efecto secundario que  hace que las malas situaciones se queden en tu mente.

A lo largo del día, ya sea que estudies o trabajes pasamos por malos momentos que nos estresan y cambian nuestro humor; podemos levantarnos con un sonrisa y pensar que nuestra jornada será magnifica pero al terminar solo queremos dormir y no despertar hasta el día siguiente para poder olvidar los malos momentos, pero según los estudios de la universidad de Massachusets irse a dormir enojado tendría un factor negativo para nuestra salud pues los malos recuerdos del día se quedarían aún más plasmados en la mente.

Según un experimento de la Universidad de Massachusets, cuando vives algo que te altera es mejor que no te duermas directamente. Si lo haces, el sueño conserva la memoria de tu respuesta emocional negativa. Y cuando vuelves a experimentar esa situación, es más estresante que si no te hubieras dormido después de vivirla.

Según afirman los investigadores, es frecuente que no podamos dormir después de un suceso emocionalmente intenso. Es casi como si nuestro cerebro buscara instintivamente evitar que el sueño consolidara esas memorias.

En el experimento se observaron las reacciones de 68 mujeres y 38 hombres de unas edades entre 18 y 30 años.  Se les enseñaron fotos en un ordenador y se les pidió que las valoraran como tristes o felices y que calificaran su propio estado de ánimo como calmado o excitado. A un grupo se le enseñó las fotos a primera hora y a otro a última hora.

12 horas más tarde de esa primera exposición, se les volvió a enseñar a las participantes algunas de las fotos ya usadas y otras nuevas. Y se midió de nuevo su reacción en ambas escalas. Además todos los participantes llevaron un diario de sueño y pasaron por un test de calidad del sueño.

Para los participantes que habían visto las fotos por la mañana la segunda sesión fue el mismo día, mientras que para los que habían visto las fotos por la noche la segunda sesión fue después de haber dormido.

El resultado fue que el reconocimiento de las fotos anteriores fue mayor cuando se había dormido. Y contrariamente a lo que muchas veces se ha pensado, el efecto emocional también fue mayor cuando se había dormido antes.




Con información de: wapa 
Loading...