El paso de Irina Shayk por la pasarela de Victoria's Secret ha estado rodeado de polémica. ...

Thursday, December 01, 2016 by Lourdes López

El paso de Irina Shayk por la pasarela de Victoria's Secret ha estado rodeado de polémica. Todo comenzó cuando la marca anunció a las modelos convocadas para el desfile de este año, entre los nombres de Kendall Jenner, Gigi Hadid y Adriana Lima no figuraba el de Irina.

Los rumores de que la modelo rusa no desfilaría debido a que estaba embarazada no dejaron de circular, otros atribuyeron su ausencia a que Shayk es la imagen de la marca de lencería Intimissimi, la cual compite con la famosa línea de los 'ángeles' y eso podría causarle un conflicto.

Al tratarse de una de las pasarelas más esperadas, todo es posible. Y justo unas horas antes de la grabación del desfile, se le pudo ver en backstage, alistándose junto a las otras modelos.

El momento de caminar por la pasarela llegó e Irina sorprendió luciendo su nueva silueta. La novia de Bradley Cooper lució un babydoll rojo que cubría su abdomen y donde se podía ver una pequeña protuberancia que podría interpretarse como un baby bump.


Hasta ahora, Shayk no ha confirmado ni desmentido la noticia, pero una imagen dice más que mil palabras y ésta podría ser la señal de que la modelo y Bradley pronto se convertirán en papás.