Uno de los mayores miedos de todas las personas que aman la música es que se cancele el concier...

Friday, November 25, 2016 by Lourdes López

Uno de los mayores miedos de todas las personas que aman la música es que se cancele el concierto que tanto han esperado de su banda favorita, y es que no es una tarea fácil ahorrar durante casi un año, formarse por horas en las taquillas y demás.

Conforme pasan los años los artistas se vuelven más “especiales” y algunos países también, ya que en ciertas ciudades el volumen de la música debe ser muy bajo o, en el caso de los artistas, no se atreven a ofrecer un concierto si se lastimaron la uña.

Aquí abajo podrás encontrar una pequeña serie de excusas totalmente absurdas por las cuales se puede llegar a cancelar un concierto.


Por el olor a carne

Para estas alturas de la vida ya deberías saber que Morrissey, el fundador de la legendaria banda The Smiths, es vegetariano (sí, de esos insoportables), y luego de que estuviera ofreciendo un show en el mítico festival Coachella, decidió parar el concierto porque le llegó un olor a carne. Fue en ese momento que dejó de cantar.


Por casarse

Últimamente se ha hablado de la salud del siempre controversial Kanye West, y para no dejarlo atrás, es un gran momento para contar la vez que decidió cancelar uno de sus conciertos en Seattle cinco horas antes tan sólo porque “el mejor artista de todos los tiempos” decidió proponerle matrimonio a Kim Kardashian.


Por una lluvia de excremento

Qué mala suerte la de Kings Of Leon… Antes de presentarse en St. Louis, la banda de rock decidió cancelar su concierto porque había muchas palomas en el lugar, lo que causo que el escenario y todos los instrumentos estuvieran cubiertos de excremento. La peor parte fue cuando a Jared le cayó un poco en la boca.


Por cortarse haciendo un sándwich

Sí, así como lo estás leyendo. Neil Young decidió cancelar su gira por Europa de 1997 luego de que se cortara con un cuchillo al intentar hacerse un emparedado de jamón. Más tarde declararía que de haber sabido que se iba a cortar mejor se hubiera hecho macarrones con queso.


Por pánico

Dirás que esto es muy normal, ¿pues quién no se pone nervioso al tocar antes miles de personas? Bueno, pues los punks no deberían ponerse nerviosos tal y como lo hizo Joe Strummer de The Clash, quien decidió huir del Reino Unido antes de un tour importantísimo para la banda y se ocultaría en Francia, donde más tarde correría un maratón. Qué raros son los punks…

Con información de Lifeboxset