El sexo es uno de los momentos más placenteros de la vida, pero las mujeres solemos tener cierta...

Wednesday, November 23, 2016 by Anabelly Hernandez

El sexo es uno de los momentos más placenteros de la vida, pero las mujeres solemos tener ciertas limitaciones para disfrutar plenamente de él. La vergüenza, el temor a innovar o la poca confianza con la pareja puede hacer que te sientas un tanto retraída y eso no solo provocará que no disfrutes del momento, sino también que te perciban como una mujer mala en la cama.

¡No limites tu placer! El sexo es cosa de dos y ambos deben disfrutan de la relación sexual sin tabúes ni limitaciones. Aquí te dejamos 5 actitudes que revelan que eres mala en la cama y con esto nos referimos a las cosas que están limitando tu placer:

1.- Te quedas estática

Si crees que por ser mujer eres la parte pasiva del sexo, te equivocas. El momento es de los dos y ambos deben trabajar juntos para lograr el placer que desean. Cuando te pones en movimiento, no solo disfrutarás a tu manera sino que también lo volverás loco a él pues no hay nada más sexy que una mujer que domine la situación.

2.- Te da vergüenza 

Sientes vergüenza de cumplir con tus deseos sexuales por temor a lo que piensen de ti. En la cama tiene que haber complicidad y si tú te sientes avergonzada, tampoco le darás confianza a tu pareja. Ellos aman a las mujeres arriesgadas, es normal sentir un poco de nervios pero no abuses de ellos. ¡Atrévete a hacer lo que quieras!

3.- Dices sí a todo

Decir sí a todo no te hará una buena amante. Si hay algo que no te gusta o no te parece, tienes todo el derecho de negarte, si él no lo entiende o te obliga, será mejor que te alejes. Decir sí a todo solo te convierte en una pésima amante.

4.- Hablas en exceso

Hablarle sensualmente al oído puede ser muy hot, pero si lo haces durante mucho tiempo es muy probable que termines aburriéndolo. Deja que tu cuerpo hable por ti y verás que de todas maneras no existirá silencio, pero no se tratará de palabras.

5.- Te sientes obligada

Cuando tenemos una relación formal, solemos sentir que es nuestra obligación complacer a nuestra pareja cada cierto tiempo, pero eso no es verdad. Para disfrutar de tus encuentros sexuales debes tener ganas y con ánimos de hacerlo. ¡No caigas en la monotonía!




Con información de: whatthegirl