El tamaño y forma de los penes es una de las grandes preocupaciones históricas masculinas. L...

Monday, November 07, 2016 by Lourdes López

El tamaño y forma de los penes es una de las grandes preocupaciones históricas masculinas.

La industria de la pornograía se pueden añadir filtros, cambiar la iluminación y maquear ciertas partes protagonistas de las escenas para que todo parezca más bonito, por decirlo de alguna manera. Pero quienes están allí en vivo y en directo ven los cuerpos desnudos tal y como son en realidad. Sin atrezos ni cambios de ángulo de toma.

Los pechos de las mujeres pueden estar más o menos estriados o el color de sus pezones puede variar bastante del que vemos en pantalla. Con un poco de maquillaje pueden solventar este tipo de ‘problemas’ para que todo quede al gusto del director y consumidores. Pero hay otros atributos más difíciles de asimilar y cuando entran en escena, ellas saben distinguir si son o no adecuados. Exacto, hablamos de los miembros viriles de los actores porno.

Universalmente admirados por sus impresionantes tamaños a lo ancho y largo de su entrepierna, quienes tienen que compartir la jornada laboral junto a ellos dependiendo también su productividad de la efectividad de los mismos, han decidido sacarnos a todos de dudas y hablar claro y directamente sobre cómo es el pene perfecto. Y es probable que la opinión de algunas de las ‘porno stars’ más famosas del mundo se aleje mucho de tu idea preconcebida.

Longitud, divino tesoro

Algunas de ellas dejan claro que el tamaño importa, pero especialmente a lo largo. Un pene largo sin necesidad de ser demasiado ancho es el ideal para actrices como Kenzie Taylor, quien sugiere que la medida ideal es entre 18 y 19 centímetros ya que así “se puede golpear mejor el punto G”.

Otras como Anna de Bell Peaks prefieren que sean más grandes: “20 o 23 centímetros de largo es lo ideal”, comenta en el vídeo que se ha hecho viral en pocas horas.

Más vale calidad

Un estudio realizado por el King’s College de Londres y la NHS Foundation Trust), porque Shyla Jennings hace realidad aquel tópico de que vale más la calidad que la cantidad: “No tienen que ser súper grandes, si un hombre sabe cómo usar su miembro no es necesario que tenga un gran pene”.

Y no es la única. Casi todas insisten en recalcar la importancia de “un trabajo bien hecho” y están de acuerdo en que lo que realmente cuenta es lo que se hace durante las relaciones sexuales, no la talla de entrepierna que le toque a cada uno.

Por su parte, Sheridan Love cree que no es importante que midan algo exacto siempre y cuando cumplan con su pequeño gran requisito: “Necesito que sea lo suficientemente grande como para caber entre mis tetas y que sobresalga por la parte de arriba del escote”. Claro que, viendo su voluminosa talla, quizás no sea una frase del todo tranquilizadora para quienes están dentro de la normalidad establecida.


Los penes XXL, a debate

Los excesos nunca son buenos, y cuando hablamos de tamaños de miembros viriles incluso pueden suponer un problema tanto para el dueño como para los posibles acompañantes sexuales.

En este sentido, Dahlia Sky, aunque no entra en cifras exactas, prefiere realizar directamente un gesto sobre su antebrazo para marcar el tamaño de un pene que se excede en su longitud. “Un par de veces me ha tocado trabajar con uno así y estuve literalmente caminando como un pato durante dos días”. Otras coinciden en la idea de que no tienen la necesidad de enfrentarse a “penesmonstruosamente grandes” para sentir placer. De hecho, la mayoría coinciden en que el tamaño perfecto realmente se traduce en cómo se amolda a la mujer.

Grosor y forma: ¿qué importa más?

Son varias las que comentan que cuanto más rectos sean es más sencillo alcanzar el orgasmo, pero otras tantas reconocen que cuando la profundidad de la vagina es reducida, los penes notablemente inclinados hacia un lado –forma conocida como ‘de gancho’– ofrecen un placer más directo en las paredes internas del órgano femenino por donde pasan miles de terminaciones nerviosas y, en consecuencia, aumentan la estimulación.

La mayoría de las actrices estuvieron de acuerdo en que la anchura también es importante. Aunque, según el mencionado estudio, la media de la circunferencia se establece en 11,66 centímetros erecto y 9,31 en reposo, Jéze Belle hace un pequeño hincapié en que el grosor ideal, al menos, debería aproximarse a este: 

“Da un poco igual que sea pequeña, lo importante es que sea gorda. Como una lata de sopa más o menos”, comenta gesticulando con sus manos el ancho que debería cubrir un pene perfecto.

Con información de El Ciudadano