Cuando estamos con nuestra pareja tratamos de mostrar nuestra mejor versión en todo, sobretodo ...

Wednesday, October 26, 2016 by Anabelly Hernandez

Cuando estamos con nuestra pareja tratamos de mostrar nuestra mejor versión en todo, sobretodo cuando se trata de las flatulencias. Si tenemos ganas de tirarnos algunos pedos, nos aguantamos hasta ir al baño o estar completamente solos.

Sin embargo, llegar a ese punto de confianza hace que tu relación de pareja sea más duradera. Así lo afirman algunos especialistas en temas de parejas.

Leah DeCesare publicó un artículo en el portal Family Share donde contó la primera vez que se tiró un pedo delante de su ahora esposo.

“Con todo el tiempo que llevamos casados mi esposo recuerda el primer pedo que me tiré frente a él. La acción cambio nuestra relación para siempre. Él le cuenta la historia de ese momento con mucho entusiasmo y diversión, y asegura que en ese momento supo que iba a estar casado conmigo por siempre”, contó.

Como toda mujer, Leah evitaba a toda costa tirarse alguna flatulencia delante de su pareja, pero inevitablemente llegó ese bochornoso momento. “Tan pronto crucé esa línea intima le di permiso para que él se tirara todos los gases posibles delante de mí. Esto podría convertirse en una tortura en ocasiones, pero lo cierto es que me da la oportunidad de apreciar mi libertad dentro de la relación y me da licencia para ser yo misma hasta en los detalles más pequeños”.

Después de esta vergonzosa experiencia, Leah descubrió que desde ese momento hay un antes y un después después de eso. “Las mujeres tratan de ocultarlo más que los demás, pero con nuestros maridos debemos dejarlos salir sin problemas. Las invito”, .

Por otro lado, el doctor Oz señaló que aguantarse los pedos puede provocar dolores en la parte abdominal. “Es un hecho científico que las mujeres y los hombres pasan la misma cantidad de gas en un día; se van a tener que salir en algún momento”, indicó.

Además, recalcó que los gases en parejas demuestra la confianza y fortalece la relación. “Al fin y al cabo juraron amor en las buenas y en las malas. Haga de su matrimonio uno perdurable, constante y completo. Tenemos que ser honestos”, puntualizó.





Con información de: whatthegirl