Quedarte sin batería es uno de los momentos más frustrantes que te pueden suceder en cuanto a av...

Thursday, October 06, 2016 by Anabelly Hernandez

Quedarte sin batería es uno de los momentos más frustrantes que te pueden suceder en cuanto a averías imprevistas, y es que por regla general este suceso siempre ocurre en el peor momento y no suele mostrar claros síntomas que nos sirvan de alerta sobre el pronto fallecimiento de nuestra batería.

Pero no te preocupes, y es que hoy te traemos un truco de lo más sencillo para conseguir sobrevivir a ese apuro cuando no tienes ni el tiempo ni las herramientas para conseguir que tu coche arranque de nuevo. Este truco es un viejo conocido, muy sencillo, pero también muy efectivo, y en el que solo es necesario un gato, una cuerda y algo de maña. Además solo necesita de una persona, lo cuál no viene nada mal cuando te pilla en un viaje en solitario.



La idea es muy simple. Lo primero será levantar nuestro coche para que una de las ruedas del tren de tracción queden en el aire. Acto seguido engranamos primera y rodeamos la rueda con una cuerda que nos servirá para lanzar la rueda con la suficiente fuerza como para que el giro provocado consiga hacer girar el motor con la suficiente velocidad para activarse. El proceso no deja de ser una variante del siempre socorrido arrancar a “rachas”, aunque en esta ocasión todo sucede en parado y con el coche a 3 ruedas.

Este socorrido truco tiene sus limitaciones, y es que en modelos de transmisión automática o tracción total permanente no será aplicable. Del mismo modo, y pese a la desmultiplicación que existe entre el giro de la rueda y el del cigüeñal, se necesita de cierta fuerza para que el truco sea efectivo ya que tendremos que vencer la compresión de los cilindros y el accionamiento de todos los elementos móviles conectados.




Con información de: motor.atresmedia