Un 'youtuber' conectó un USB Killer a un iPhone 7 Plus y un Samsung Galaxy Note7. ¿Quién...

Thursday, October 06, 2016 by Anabelly Hernandez

Un 'youtuber' conectó un USB Killer a un iPhone 7 Plus y un Samsung Galaxy Note7. ¿Quién vencerá?

EverythingApplePro, el autor del canal de YouTube que somete a todo tipo de pruebas los dispositivos de Apple, ha llevado a cabo su último experimento 'mortal' con un nuevo iPhone 7 Plus y con un Samsung Galaxy Note7, el aparato que sigue inmerso en un gran escándalo porque algunas de sus baterías explotan.

Así, este 'youtuber' ha conectado estos dos celulares a un USB Killer, una 'memoria flash asesina' capaz de destruir el 95 % de los dispositivos electrónicos gracias a la energía que acumula y descarga a través de sus entradas USB.



Para demostrar cómo funciona este 'asesino', EverythingApplePro ha grabado una demostración previa. Así, ha conectado el USB Killer a su viejo ordenador, que se ha apagado y no se ha podido volver a encender.

Después de esa prueba exitosa, este internauta ha empleado el USB Killer con un iPhone 7 Plus falso, un iPhone 7Plus auténtico y un Galaxy Note7.

¿Cuál 'morirá' primero?

Con los 'smartphones', los resultados no han sido tan definitivos. Para empezar, al iPhone falso no le ha sucedido nada, ya que el USB Killer no ha recibido electricidad por motivos desconocidos.

Al probar un iPhone verdadero, la unión de los cables del dispositivo de prueba que ha conectado entre el teléfono y el 'asesino' sí ha mostrado que el USB Killer acumulaba corriente pero, al contrario que con la computadora, el celular no se ha apagado... aunque, cuando ha intentado cargar su batería, no ha podido hacerlo.
Esto significa que los dispositivos de Apple tienen una protección de salto de tensión para proteger su placa base, pero no ha podido impedir que se quemara la entrada a través de la que transfiere datos y recibe corriente.

La verdadera intriga estaba en la prueba con el teléfono inteligente de Samsung, varias de cuyas baterías se sobrecalentaban y explotaban durante la carga. Sin embargo, el USB Killer no ha podido con un Galaxy Note7, que parece que está bien protegido contra este tipo de armas cibernéticas.




Con información de: RT