A veces el amor nos ciega y entonces descubrimos un lado nuestro extremadamente cursi que no sa...

Thursday, September 01, 2016 by Lourdes López

A veces el amor nos ciega y entonces descubrimos un lado nuestro extremadamente cursi que no sabíamos que vivía en nuestro pequeño interior y eso abre las puertas a los apodos más melosos ever llegando hasta a olvidar como como se llama tu chico.

Aquí una pequeña muestra de algunos apodos que deberían tener restricción y que ellos odian.

1. Bebé.


Pues de dónde les parece atractivo un pequeño ser chimuelo, pelón y con dientes! cero romántico y si lo hacen en tono 'bebé' 

2. Panquesito.


Justo el apodo que tu galán quería, el de una bola de masa esponjada llena de carbohidratos que chopean con el cafesito.

3. Osito.


Cuando pensamos en osito se nos viene a la mente Winnie Pooh con su crop top y la barriguita de fuera. Cada quien se proyecta como quiere, no diremos más.

4. Amore.

Porque a algunas les sale lo italiano de herencia y casi les creemos que pasan sus días en la Toscana comiendo pizza... Congelada, porque eliminar nuestro bonito y nacional a-m-o-r, a ellos les gusta más.

5. Gordo/Gordito.


¿Hace falta explicación? y ni piensen en el cachetón o cachetes, luego terminan intenseando en el gym porque se la creyeron... Pues si ellos también tienen su corazoncito.

Lo único que ellos piden son apodos menos... Reveladores, amor, bae, más neutrales, de esos que si se puedan gritar a todo pulmón por las calles sin que terminen queriendo ser tragados por la tierra.


Fuente:  15 a 20