1. Está tocando tu espalda y tratando de acercarte más a él, no sólo está dándote palmaditas des...

Saturday, September 17, 2016 by Lourdes López

1. Está tocando tu espalda y tratando de acercarte más a él, no sólo está dándote palmaditas después de bromear contigo. No todo contacto físico es una manera de coquetear. Te damos una pista: Si sientes que estás en una escena de Step Up, donde el guapo Channing Tatum aprende a bailar, definitivamente le gustas.

2. No está tratando (astutamente) de obtener tu número. ¡Tiene un video increíble de un gato que tienes que checar más tarde! También tiene que mandarte esa foto que les tomó a tus amigas y a ti. ¿Por qué no te la envía ahora?

3. Se emociona demasiado cuando descubre que les gustan las mismas cosas. Cuando le confiesas que has ido más veces que él a los conciertos de Imagine Dragons reacciona como si los científicos hubieran encontrado la cura del cáncer.

4. Te susurra las cosas. Los hombres que quieren contigo nunca hablan a todo volumen. Es ciencia. Puede ser que estén en una fiesta hablando de todos los chismes de las personas que están ahí, o en un bar hablando de tonterías. Si está tratando de romper el hielo, haciéndote sentir que sólo están presentes ustedes dos en medio de un mar de personas, ese chico te está coqueteando.

5. No se aparta de tu lado. No de una manera espeluznante; simplemente no está interesado en hablar con alguien más en la fiesta. Si ha tenido la oportunidad de dejar la conversación y no lo ha hecho, es porque le gustas o le estás explicando cómo has practicado con éxito la alquimia.

6. Está bromeando mucho sobre el sexo. Esto es una reacción rara. El exceso de insinuación sexual puede llegar a ser escalofriante, pero si está jugueteando y te tiene muerta de la risa con sus dobles sentidos, es porque está tratando de descubrir qué piensas sobre tener un encuentro íntimo con él.

7. Está sonriendo de manera natural, no esa amable y ensayada (hasta el cansancio) sonrisa de foto que todos tenemos. A veces las personas sonríen por amabilidad. Pero si está sonriendo siempre que cuentas un chiste o una historia, eso es un tipo de sonrisa que dice: "Me encanta esta chica y todo lo que dice." Si sólo está sonriendo y moviendo la cabeza amablemente significa que no quiere decirte lo aburrida que es tu historia.

8. Te guiña el ojo todo el tiempo. Guiñar SIEMPRE significa coquetear. La única excepción en que no significa esto, es cuando alguien no está guiñando el ojo voluntariamente... sólo tiene un parpadeo muy raro.

9. Está dispuesto a cambiar su manera de hacer las cosas con tal de sacarte una sonrisa. Comprarte una bebida en un bar es una cosa, pero si se ofrece a llevarte a tu casa o a estudiar juntos para un final, o va a tu casa a arreglar algo que mencionaste que no funciona, está tratando de asegurarse de que se vean nuevamente.


Fuente. Cosmo México