A día de hoy, la cantante Lady Gaga todavía sigue lidiando con los "traumas" que le h...

Tuesday, September 13, 2016 by Lourdes López

A día de hoy, la cantante Lady Gaga todavía sigue lidiando con los "traumas" que le ha dejado su meteórico ascenso a la fama, aunque la medicación y reconocer abiertamente sus problemas le han ayudado a convivir con la depresión y la ansiedad.

"Necesité tomarme un tiempo para encontrar de nuevo la estabilidad. Después de que mi carrera despegara, no recuerdo absolutamente nada. Es como si estuviera traumatizada. Necesité un tiempo para recalibrar mi alma. Tomo medicación. No estoy diciendo que ahora esté bien gracias a la medicación, nunca animaría a los jóvenes a tomar antidepresivos o estabilizadores del estado de ánimo. Yo he reconocido abiertamente que tenido que lidiar con problemas de depresión y ansiedad, y creo que a mucha gente le sucede lo mismo. Es mejor cuando todos decimos: 'Sí, es cierto' y 'no pasa nada'", reveló la cantante al periódico Daily Mirror.

La madurez que Gaga ha adquirido tras cumplir los para algunos temidos 30 años le ha ayudado a lidiar con su fama de una manera más relajada gracias a la sabiduría que ha adquirido tras casi una década siendo una de las estrellas más destacadas de la industria de la música.

"Por supuesto, me cuido mucho. Es la mayor bendición de mi carrera artística, es maravilloso. Quería dejar atrás los 20 cuanto antes. Pensaba: 'Gracias, ya lo he entendido. Eres joven, estás loca, eres salvaje. Adiós'. Pero me he dado cuenta que cumplir los 30 no me ha calmado. Por momentos estoy más relajada, y luego empeoro: me vuelvo más salvaje durante un corto periodo de tiempo. Es una mezcla de todo un poco. Pero los 30 son fantásticos, porque siento que tengo toda la sabiduría de mis 20", comentó.

Y toda esta sabiduría adquirida le ha servido como inspiración para su nuevo material discográfico, el cual planea estrenar muy pronto. Por ahora, la cantante ha lanzado el sencillo titulado 'Perfect Illusion', el cual fue producido por Mark Ronson y Kevin Parker de Tame Impala.

Fuente: Vanidades