Nuestras madres son únicas, pero siempre hubo uno que otro momento que eran tan estresantes que ...

Friday, September 23, 2016 by Anabelly Hernandez

Nuestras madres son únicas, pero siempre hubo uno que otro momento que eran tan estresantes que no podiamos hablar calmadamente con ellas. Sin embargo, la madurez ayuda a llevar una mejor relación y la seguimos como un modelo hasta que poco a poco nos parecemos más a ellas. Por ese motivo, te damos seis señales que  indican que te pareces a tu mamá. 

1. Te pones a hablar con personas que no conoce
Si hay visita de algún familiar tuyo, tú te pones a hablar a pesar que no lo conoces y que te hayan pedido no interrumpir o quedarte encerrada en tu cuarto. También, conversas con las personas del supermercado, del banco o en el micro sobre lo que no te agrada o quisieras que fuera. 

2. Usas sus mismas frases
Esas frases son: “mándame mensaje o llámame cuando llegues”, “no olvides de tirar la basura", “cuidado que te vas a caer o se te va caer”, “ponte algo para abrigarte”, “luego no vengas a lamentarte cuando yo ya te lo dije”, entre otras frases. 

3. Corriges de la misma forma que ella lo hacia 
Si ella usualmente reúne a toda la familia para hablar de un problema, ahora tu eres quién también convoca  a reflexionar sobre lo que no estás de acuerdo tolerar. Si ella te mandaba al cuarto sin comida, haces lo mismo con tus hijos. 

4.  Te vistes como tu madre
Poco a poco, ella a influenciado en tus gustos. Te dice que te compres ropa elegante y femenina y cada vez ella concuerda contigo sobre las prendas que ven juntas en las galerías de ropa.

5. Te preocupas que no falte comida en el refrigerador
Incluso, te tomas un tiempo durante la semana o en el fin de semana para escribir una lista de víveres para comprar y sobrevivir tanto tú como los miembros de tu familia. Además, preparas algo para todos en las horas que usualmente comen.

6. Siempre piensas más de una cosa a la vez
Al despertar, piensas en el desayuno y mientras te alimentas estás pensando en lo que harás después sea en la casa o en el trabajo. 




Fuente: Wapa