Todas estas prendas que usamos debajo de la ropa para caber en el vestido de noche, o para que ...

Thursday, September 01, 2016 by Anabelly Hernandez

Todas estas prendas que usamos debajo de la ropa para caber en el vestido de noche, o para que no se nos vean rollitos debajo de la blusa, pueden ser muy útiles en ocasiones especiales, pero abusar de su uso (como todas las cosas) tiene consecuencias.

Estas son 5 razones importantes para moderar tu uso de las fajas:

1. Te comprime los órganos

El Huffington Post publicó una entrevista con el doctor Kuemmerle en la que aseguró que comprimir el estómago, colon en intestino puede ser estético, pero también provoca reflujo y acidez. No es un daño permanente, pero puede provocar incluso que digieras la comida más lento.

2. Dolor en las piernas

Comprimir las venas de tus muslos puede provocar dolor, hormigueo e incluso pérdida de la sensibilidad en las piernas. Esa condición sí se puede convertir en algo permanente.

3. Debilita tus músculos

Usar fajas te ayuda a mantener una buena postura, pero como el esfuerzo no viene de tus músculos estos se debilitan con el paso del tiempo. Es importante que te acostumbres a que la buena postura venga de ti, no de tu aditamento.

4. Infecciones

¿Te ha pasado que después de rasurar tu área del bikini te salen borditos rojos? Usar fajas moldeadoras que te compriman hasta las piernas puede provocar que te salgan esos borditos. Estas prendas almacenan el calor y la humedad que provoca que la bacteria quede atrapada en los folículos capilares. Además te pueden causar infecciones vaginales.

5. Aprieta demasiado

Si batallas para meterte en tu faja, es demasiado pequeña. Cuando no compras la talla adecuada te puede incluso faltar el aire. Es importante que al momento de comprar una faja moldeadora escojas algo que mantenga todo en su lugar sin que sientas que te asfixias.

Sabemos que para muchas de nosotras las fajas son algo ocasionalmente necesario, y mientras siempre las uses así, de forma ocasional, no tendrás problema. Pero a menos de que te lo recomiende tu médico no deberían ser prendas de uso diario.

¿Qué tan seguido las usas?




Fuente: actitudfem