La dieta de la avena es otra de las rigurosas dietas que te hacen bajar de peso en poco tiempo. ...

Thursday, September 01, 2016 by Anabelly Hernandez

La dieta de la avena es otra de las rigurosas dietas que te hacen bajar de peso en poco tiempo. Este tipo de dietas pueden hacerse por un máximo de una semana, pues seguirla por un tiempo prolongado podría traerte problemas en tu salud.

Este tipo de dieta se centra en ayudarte a reducir las sustancias tóxicas y las grasas nocivas de tu organismo, esto hará que consigas un vientre más plano y una cintura más tonificada en cuestión de días. Aquí te dejamos la dieta de la avena que debes seguir por 5 para perder peso rápidamente. ¡Toma nota!

Día 1
Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche desnatada y 4 fresas.
A media mañana: Una pieza de fruta o una taza de té.
Almuerzo: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada mixta con toamte, brócoli, espárrago, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana con 2 cucharadas de queso fresco.
Merienda: Una fruta o taza de té.
Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; 2 zanahorias peladas y aderezadas con aceite de oliva. Una manzana cocinada al horno con canela y 2 cucharadas de queso fresco.

Día 2
Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche desnatada, un plátano o manzana, una taza de café o té sin azúcar.
A media mañana: 6 fresas o una taza de caldo de verduras.
Almuerzo: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada de tomate, brócoli, lechuga, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana asada con una cucharada de yogur.
Merienda: Una fruta o una taza de té.
Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada, una ensalada con espárragos, aceite de oliva y una pizca de sal.

Una manzana en compota con 2 cucharadas de queso fresco y un yogur desnatado.

Día 3
Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche desnatada, 6 fresas.
A media mañana: Una taza de café sin azúcar.
Almuerzo: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con tomate, lechuga y espárragos.
Merienda: Una fruta o una taza de té.
Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con espinacas, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana con 2 cucharadas de queso.

Día 4
Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche desnatada; ensalada de frutas con 6 fresas y un plátano.
A media mañana: 6 fresas y una taza de caldo de verduras.
Almuerzo: 3 cucharadas de avena en agua o leche desnatada; ensalada de verduras con judías verdes, cebolla. Una manzana y 12 avellanas.
Merienda: Una fruta y una taza de té.
Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada de una taza de guisantes verdes y una taza espinacas. Una manzana con 2 cucharadas de queso fresco descremado.

Día 5
Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche desnatada; 1 naranja, 6 fresas.
A media mañana: 6 fresas o una taza de caldo de verduras.
Almuerzo: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con guisantes, brócoli y lechuga. Una manzana.
Merienda: Una fruta o una taza de té.
Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con puerros, apios, lechuga, aciete de oliva y una pizca de sal. Manzana en cómpota con yogur.




Fuente: whatthegirl